El paro cayó en el mes de julio en un 5,87%, bastante más que la media nacional (2,3%), lo que representa que 1.947 desempleados abandonasen las listas del paro en la provincia. Aun así, el paso sigue siendo muy alto: 31.232 parados en la provincia.

La Hostelería y el Comercio han sido los sectores que más empleo han creado (1.418 trabajadores) en el mes de julio, una vez instalada la nueva normalidad tras el duro confinamiento por la pandemia el coronavirus. Sin embargo, este sector de Servicios es el que acumula el mayor índice de paro en la provincia, un 67% o lo que es lo mismo 21.018 parados.

Por sectores, el paro en León se ceba en el sector industrial, que en julio registra una caída de 259 personas, con un total de 3.031 parados; Construcción,  con 233 nuevos empleos, pero aún con 1.608 parados;  Agricultura, con 40 nuevos empleos y  1.608 parados acumulados. Destacar que hay 3.300 leoneses registrados en las listas del paro que no han tenido un empleo anterior.

León es la provincia de Castilla y León donde más cayó el paro, seguida de Valladolid.

En cuanto al número de cotizantes a la Seguridad Social, en el mes de julio se incrementó en 2.683 afiliados, lo que eleva el total a 156.767 cotizantes en la provincia, un 1,7% más que el pasado mes, pero 4.724 menos que hace un año.

NACIONAL

A nivel nacional, 89.849 personas abandonaron las listas del paro en julio, pero aún permanecen en esas listas 3,77 millones de desempleados. En lo que va de año se han destruido en España 762.000 empleos. El número de afiliados a la Seguridad Social crece hasta los 18,8 millones de personas. Destacar que 712.000 trabajadores abandonaban en julio los ERTEs, aunque aún permanecen en ese sistema especial 1,18 millones de trabajadores.

PREOCUPACIÓN EN LA FELE

La Federación Leonesa de Empresarios (Fele) valora con preocupación los datos del paro del mes de julio conocidos esta mañana, que reflejan un incremento de 3.509 desempleados más que el mismo mes del año anterior. Si analizamos los datos del mes de julio, se muestra un descenso de 1.947 personas en las listas de desempleo respecto del mes anterior, derivada de la contratación estival. Esto supone un 5,87% menos, alcanzando los 31.223 desempleados totales en la provincia de León.

Por sectores destaca el sector Servicios, asociado a un aumento de la contratación durante la época estival, produciéndose en este sector un descenso del número de desempleados de 1.418, lo que significa más del 70% del nivel de colocación durante el mes de julio.

En lo que respecta a la afiliación a la Seguridad Social en la provincia de León, el mes de julio cierra con 156.765 afiliados al sistema, suponiendo un incremento de 2.683 afiliados más respecto del mes anterior.

Para evitar un mayor impacto económico por los efectos del Covid19, Fele considera que la recuperación pasa por una apuesta decidida por la industrialización y la transformación digital de las empresas que les permita adaptarse a una nueva realidad y afrontar los nuevos retos de la economía. “Se precisan medidas que den seguridad jurídica y fiabilidad a  empresas y a los inversores para adaptar la actividad económica a la evolución de la pandemia y la nueva realidad a la que nos enfrentamos” se añade en un comunicado de la patronal.

El comunicado añade que “estas iniciativas han de tener un carácter más estructural, evitando incrementos de impuestos en un contexto como el actual, ya que pueden provocar una destrucción de tejido empresarial; simplificar el marco normativo y garantizar la libertad de empresa y la flexibilidad económica y laboral, para facilitar la adaptación de nuestras empresas y que puedan seguir siendo competitivas”.

DIÁLOGO SOCIAL

La Fele sigue apostando por el Diálogo Social como solución a la crisis, como “una acción coordinada entre administraciones y agentes sociales a través del mecanismo más efectivo que articula todos aquellos temas de interés común relativos a la política económica y social: el Diálogo Social”.

Concluye el comunicado asegurando que “siguen siendo muchas  las empresas que continúan acudiendo a medidas de regulación temporales para contribuir a un menor impacto en el empleo. Por ello desde la patronal seguimos trabajando por la extensión de su duración más allá del mes de septiembre para evitar así, consecuencias graves y duraderas sobre el empleo. Desde Fele se alerta sobre los efectos que en el empleo puede tener la finalización de los ERTE por fuerza mayor el próximo 30 de septiembre de no prorrogarse su duración o no articularse y facilitar mecanismos de flexibilización interna en las empresas”.

 VALORACIÓN DEL CEL

Por su parte, la patronal Círculo Empresarial Leonés (CEL) asegura que los datos del paro del mes de julio son positivos porque el  desempleo se redujo en León un 6%, casi 2.000 leoneses salieron de las listas del SEPE, la mayor parte, 1.418 trabajadores, del sector Servicios.

En un comunicado, el CEL asegura que “era lo esperable, que el mercado laboral se reactivara en julio y que las contrataciones aumentaran, como así ha sido respecto al mes anterior, con 3.504 nuevos contratos firmados en la provincia (49% más respecto al mes anterior). Sin embargo, en términos interanuales la situación es bien distinta con una caída de la contratación de casi el 32%”.

Añade el CEL que “la reapertura, aunque a medio gas, de sectores clave para la economía leonesa, como la hostelería, el turismo y el comercio, se ha notado en el incremento de la afiliación y en la reducción del paro. Casi 63 puestos de trabajo creados cada día en León en el pasado mes. A pesar de ello, 31.223 personas siguen sin empleo en la provincia, la mayor parte de ellos (67%) del sector servicios, y el escenario donde nos encontramos sigue estando marcado por la crisis sanitaria del Covid-19 y el terrible impacto en la economía, reflejado en los datos negativos de la última encuesta de la EPA”.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, el CEL añade que “julio nos dejó también un buen dato: 2.683 nuevos cotizantes, un incremento del 1,7% respecto al mes anterior, con lo que la cifra de afiliados asciende a 156.765 personas. A pesar del rebrote de la ocupación, queda mucho terreno por recorrer puesto que observamos la pérdida de 4.724 cotizantes en un año, una caída anual del 2,93%”.

Para concluir, el CEL asegura que “recuperar el empleo perdido por la pandemia y evitar una recesión económica profunda es urgente impulsar el crecimiento sostenible y la competitividad favoreciendo la innovación, el emprendimiento, el aumento de tamaño de las empresas; impulsando la inversión en tecnología y digitalización; liderando la apuesta por la sostenibilidad; reforzando el valor añadido de la industria; desarrollando un nuevo modelo de turismo, además de transformar las actividades de distribución y logística”.