El sector Servicios sigue siendo el más castigado por la crisis

617 desempleados abandonaron las listas del paro en la provincia de León el pasado mes de junio, lo que significa una caída del paro del 1,83%. Así y todo, el número de parados sigue siendo muy alto: 33.170 personas apuntadas en las oficinas del desempleo. Creció el empleo en casi todos los sectores, especialmente en Construcción, Hostelería y Comercio. Estas cifras suponen un cierto alivio y ligera recuperación en la tendencia de destrucción de empleo motivada por la pandemia del coronavirus.

Si estas cifras se comparan con las de hace un año, el resultado es muy negativo: Hay 4.917 parados más en la provincia, lo que supone un incremento del 17,36%. El sector Servicios (Comercio y Hostelería) es el que más paro acumula: 22.436 parados; seguido de Industria, con 3.290 parados; Construcción, con 2.470; o Agricultura, con 1.648 desempleados.

En la provincia más de 23.000 trabajadores siguen acogidos a los ERTEs

A nivel nacional, el paro subió en 5.007 desempleados y la cifra total  crece a 3,8 millones de parados. Sin embargo, el dato positivo es que crecieron las afiliaciones a la Seguridad Social en 68.208 personas, lo que eleva la cantidad total de afiliados en España en 18.624.000.

En Castilla y León, el paro bajó un 2,8%, es decir 4.811 personas abandonaron las listas el paro, lo que sitúa el desempleo en la Comunidad en 165.481 parados.

Otro dato positivo de este mes de junio a nivel nacional es que 1,1 millones de personas han abandonado los ERTEs, la fórmula especial creada para combatir la crisis derivada de la pandemia del coronavirus. Así y todo, aún quedan más de 1,8 millones de trabajadores acogidos a los ERTEs.

REACCIÓN DE LA PATRONAL

Para la patronal leonesa FELE, los datos de junio reflejan el grave impacto del coronavirus en la economía y destaca la grave repercusión en el sector Servicios, especialmente en todo lo relacionado con el turismo. En este sentido, para la patronal es vital que “que cuanto antes comiencen a trabajar las mesas de participación sectorial dentro del Consorcio Provincial de Turismo como clave en la colaboración público-privada a la hora de elaborar políticas de reactivación económica”.

Asimismo, desde la Fele se insiste en medidas de reactivación económica como el aplazamiento de impuestos, la reducción de cargas administrativas o la potenciación de actividades de I+D+I, pero sobre todo “seguir trabajando en el marco del Diálogo Social, un instrumento eficaz en el desarrollo de políticas económicas y sociales en beneficio de las empresas y las personas”, concluye el comunicado de la Fele.

Por su parte, la otra patronal, el CEL, considera que los datos de junio son “un leve respiro” porque se está deteniendo la destrucción de empleo de meses anteriores, aunque considera que la incorporación de trabajadores al mercado laboral se está produciendo “no a la velocidad ni en la medida que esperábamos para paliar el desplome de la economía y el empleo, con muchos empleados en situación de ERTEs todavía”.

Como solución urgente para motivar la creación de empleo, desde el CEL se propone aplicar “un plan serio de estímulos y una política fiscal favorable a la actividad empresarial que erita una reactivación más rápida, con más flexibilidad y apoyos y que ayude a las empresas a salir del agujero al que han sido arrastradas por el Covid 19”