«La voz de las manos blancas», la exposición inaugurada esta mañana en el Museo Casa Botines de Gaudí y organizada por la Fundación Miguel Ángel Blanco y la Fundación Obra Social de Castilla y León, Fundos, es a la vez un homenaje a las víctimas y a los ciudadanos que lucharon contra la violencia y un recuerdo de esa parte oscura de nuestra historia que jamás debería caer en el olvido.

Dicen que hay heridas que no cicatrizan nunca y son aquellas que han sido causadas por el odio. Muchos recuerdan la explosión que sacudió León aquel 22 de diciembre de 1995 cuando explotó la bomba lapa que acabó con la vida del comandante Luciano Cortizo; las imágenes de Irene Villa y su madre tendidas en el suelo tras la explosión en la madrileña Calle Camarena; la salida de Ortega Lara del zulo en el que había estado secuestrado más de 500 días o la angustia mientras pasaban los minutos cuando aún había esperanza de que Miguel Ángel Blanco fuese liberado. Todos los que de una u otra forma vivieron esos momentos, aunque fuese a través de las imágenes de un telediario, recuerdan a ETA.

Pero tristemente, como ha dicho esta misma mañana el alcalde Jose Antonio Diez, «existen generaciones jóvenes que votan y no saben qué es ETA«.

Un momento del evento, esta mañana.

El director general de Fundos, José María Viejo del Pozo, explicó que la exposición «relata la historia del terrorismo en España a través de fotografías» con el objetivo de «no olvidar la historia, porque los pueblos que no la conocen están obligados a repetirla». Por su parte, Cristina Cuesta, directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco, expuso que la exposición no sólo recoge «el horror del terrorismo» sino también «los comportamientos cívicos y el compromiso de todos los ciudadanos». Recordó además que la muestra quiere ser «un alegato contra la tolerancia al terrorismo para no seguir legitimando sus crímenes».

LA EXPOSICIÓN
‘La voz de las manos blancas’ podrá verse hasta el próximo 15 de octubre en el Museo Casa Botines (acceso a la exposición es por la puerta de ‘El Modernista’) y recuerda no sólo a las víctimas de ETA, sino también la reacción ciudadana pacífica ante la barbarie terrorista.

Todos los jueves se podrá hacer una visita guiada gratuita a la exposición a cargo de la directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco a las 12:00, a las 16:30 y a las 18:00 horas.

Habrá además un cine fórum que tendrá lugar los días 24 de septiembre (se proyectará el documental ‘Nacional I. Historia de la primera víctima de ETA’) y 15 de octubre (se proyectará el documental «Bajada de Bandera, historia de los 14 taxistas asesinados por ETA»).

* Tanto para participar en las visitas guiadas como para acudir a las proyección es, por temas de aforo, es necesario inscribirse previamente en la web.

* Será obligatorio el uso de mascarilla durante la visita.