El Estado de Alarma afecta principalmente a los sectores del ocio y la hostelería, ya que decreta el cierre de todos los bares y restaurantes – aunque sí les permite que vender a domicilio- así como de cualquier local de ocio, deporte o cultura (como museos, gimnasios o bibliotecas).

Se prohíben también desfiles, fiestas o verbenas y se pone límite a otros eventos como misas y las ceremonias civiles o religiosas – como los funerales – que solo se podrán celebrar cuando se garantice que se toman medidas para respetar las recomendaciones de seguridad sanitarias como la distancia mínima de un metro entre sus asistentes.

¿QUÉ COMERCIOS CONTINÚAN ABIERTOS?

– Tiendas de alimentos y bebidas.

– Establecimientos médicos y sanitarios.

– Farmacias, ópticas y ortopedias.

– Droguerías.

– Gasolineras.

– Tiendas de equipos tecnológicos y de telecomunicaciones.

– Tintorerías y lavanderías.

– Quioscos de prensa.

– Servicios de peluquería a domicilio para personas dependientes.

– Clínicas veterinarias y tiendas de alimentos para mascotas.

– Locales de alquiler de vehículos (solo para uso profesional o para devolver coches alquilados antes del 19 de marzo).

– Toda la venta online.

Y, la excepción más abierta: «cualquier otra venta de productos y bienes de primera necesidad”.