La Tuna Femenina de la Universidad de León (ULE) – que inició su andadura en 2013 gracias al interés de algunas estudiantes de la Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud, con el apoyo de la Tuna de la Universidad de León y también de la propia institución académica a través del Vicerrectorado de Estudiantes – ha recorrido un largo camino desde entonces.

En aquel entonces eran apenas una quincena de estudiantes pusieron en marcha esta iniciativa, unidas por la ilusión y con el objetivo de “disfrutar, hacer música y viajar”. Su «presentación oficial» tuvo lugar en el XXX Certamen de Tunas de León en octubre de 2014.

En su decálogo de propósitos fundacional la Tuna Femenina de la ULE reflejaba que en el desarrollo de su actividad representará y defenderá tanto a la Universidad como a la ciudad, llenando ambas con alegría y canciones.

Y lo están cumpliendo, especialmente en estos días de confinamiento. Sus integrantes han decidido unirse desde sus casas para apoyar con su música a “las personas que trabajan para que todo salga bien” y recordar a todos que “la opción más responsable es quedarse en casa”.

Para ello – a través de sus redes sociales – han difundico la canción ‘Acordes y cintas’, compuesta por el dúo ‘Sinciertos’ que integran Yiyi y Lupas, en cuya letra se dice que “cuando al fin me ponga el traje, coja la guitarra y la capa haga girar, cantaremos bellas canciones para el mundo poder alegrar”, con el objetivo de expresar, según explicó la tuna Patricia Blanco Andrés, “un deseo y un sueño para todos estos días: volver a la normalidad”.

 

En su trayectoria, la Tfule ha participado en numerosos certámenes, en los que ha cosechado distinciones como el Premio al ‘Mejor Pasacalles’ en el V Certamen de Tunas ‘Ciudad de Plasencia’ (marzo de 2018) o el Premio ‘Mejor Solista’ en el VI Certamen de Tunas ‘Ciudad de Orihuela’ (septiembre de 2018), entre otros reconocimientos.