Presidencia de la patronal Fele

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2  de León ha admitido a trámite el recurso interpuesto por la Federación Leonesa de Empresarios (FELE) contra el presupuesto presentado por Consorcio Provincial de Residuos de León (Gersul) para el ejercicio 2020.

Mediante decreto de 3 de diciembre de 2020, dicho juzgado ha requerido a Gersul para que remita al órgano judicial el expediente, emplazándolo como demandado ante el recurso planteado por los Servicios Jurídicos de FELE.

Cabe recordar que la patronal detectó numerosos errores materiales y formales en unos presupuestos que presentaban un indebido incremento de la tasa de basuras. Más concretamente, se trataba de un incremento del 19% aplicado en la partida de ingresos y todo ello con el objetivo de trasladar a ciudadanos y empresas la deuda acumulada en ejercicios anteriores por la ineficiente gestión del servicio realizado por Gersul.

Además de los errores detectados, las alegaciones presentadas por FELE constataron que el presupuesto de Gersul para 2020 no cumplía con el objetivo de estabilidad presupuestaria, no cumplía con el objetivo del límite de deuda financiera o comercial y no cumplía tampoco con la regla de gasto.

A la vista de las graves irregularidades observadas reclamó una rectificación inmediata por parte del consorcio que evitara perjudicar, una vez más, a todos los contribuyentes. Asimismo, demandó una gestión clara y eficiente del consorcio que sirva para solucionar los problemas que, durante años, arrastra el ente público:

·        Poner fin a la deuda histórica que mantienen los ayuntamientos.

·        Actualizar los registros de forma que se eviten duplicidades en el cobro y que se recaude por parte de aquellos que nunca han pagado por no constar en el censo.

·        Bajar las cuotas, dada la catastrófica situación económica en la que ya están sumidos muchos sectores y empresas y que, de no tomar las medidas oportunas, abocaría a muchas de ellas a la desaparición.

·        Adecuar los salarios del personal de Gersul y reclamar las cantidades indebidamente percibidas que no estén prescritas de conformidad a los reparos permanentes e insistentes de la Intervención General.

Y, en última instancia, la extinción del consorcio y su sustitución por un convenio interadministrativo entre la Diputación de León y los Ayuntamientos de León, Ponferrada y San Andrés del Rabanedo, ya que no subsisten los motivos que justificaron su creación y actualmente no resulta financieramente sostenible.

Finalmente, cabe recordar que la última encuesta de opinión empresarial realizada el pasado mes de octubre por FELE sobre mas de 4.000 empresas arrojó datos concluyentes en relación a la gestión de Gersul y su alta carga impositiva, pues el 90% consideró mala o muy mala la gestión del consorcio, el 70% de los empresarios abogó por la disolución de un consorcio, y  el 98% de los encuestados valoró la carga impositiva anual de esta tasa como muy alta o excesiva.