Caja Rural de León, Zamora, Valladolid y Orense pone en marcha este uno de julio una agresiva campaña de apoyo al comercio y a la hostelería, bajo el eslogan de “Nuestro comercio se merece un 10 y nuestros clientes también”. A partir del 1 de julio todas las compras en Tpvs de Caja Rural efectuadas con las tarjetas de clientes de la entidad tendrán un 10% de descuento (con un límite de 500€ máximo por compra hasta el 30 de septiembre, bases publicadas en ruraldigital.com), según informa la entidad financiera en un comunicado.

“Así de fácil, así de simple. Cuando la economía lo necesita, cuando los empresarios y clientes necesitan un empuje, en este momento, es cuando Caja Rural y lo que representa cobra más sentido: una banca de cercanía al servicio de nuestra sociedad y sus problemas” se asegura en el comunicado.

El objetivo último de la campaña es favorecer al comercio en general en tiempos de crisis. “Preocupados por las familias y las empresas por ser imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro modelo económico, desde Caja Rural se ofrece toda la ayuda que la solvencia, eficacia y profesionalidad propia puedan servir para restablecer todo el impulso que la economía familiar y empresarial necesitan”, añade el comunicado.

Esta iniciativa de apoyo a los autónomos, cooperativas, pymes, empresas y profesionales, y familias se suma a las medidas anteriores llevadas a cabo por la entidad, como la eliminación del cobro de comisiones en datafonos a los negocios sin actividad; el adelanto del pago de pensiones y de prestaciones sociales; el primer Plan de Ayudas de Financiación de 150 millones de euros con fondos propios; el plan de ayudas del Estado ICO-COVID19.-PRIMER Y SEGUNDO TRAMO; el plan de flexibilidad de préstamos; la garantía de disposición en 72 horas PRESTAMOS ICO-COVID 19 TERCER TRAMO; la eliminación de todas las comisiones hasta el 31 de diciembre de todos los datafonos de la entidad; y, ahora, el abono del 10% de todas las compras en los establecimientos comerciales hasta el 30 de septiembre.

Caja Rural estima que, “ante la situación económica generada, se hace imprescindible ofrecer estas ayudas de impulso a todos los socios, clientes y empresas que lo necesitan, con el objetivo de superar esta situación y reiniciar con mayor empuje y tranquilidad el nuevo ciclo productivo en León”.

Por todo ello, “desde Caja Rural, estamos convencidos de que, desde la unidad de todos, con nuestras fortalezas y capacidades, conseguiremos superar esta crisis sanitaria, económica y social en la que nos encontramos”, concluye el comunicado.