El Ayuntamiento de León, a través del Programa de Prevención Comunitaria de la Concejalía de Juventud, pone en marcha la iniciativa ‘Rueda 0,0’ con el objetivo prioritario de reforzar una actitud de consumo de cero alcohol y otras drogas al volante para reducir la accidentabilidad.

Esta iniciativa, que se lleva a cabo desde el Consistorio leonés en colaboración con las autoescuelas de León, la DGT, Subdelegación de Gobierno en León y Junta de Castilla y León, está dirigida al alumnado de autoescuelas y durante el curso escolar al alumnado de Bachillerato y Formación Profesional.

Las sesiones formativas, que serán durante todo el verano en las autoescuelas, harán hincapié en la idea de que la conducción es incompatible con cualquier consumo de alcohol y otras drogas, así como de la utilización de dispositivos móviles al volante.

Según ha explicado la concejala de Juventud, Verá López, a través de esta formación se pretende por una parte, informar y sensibilizar sobre los efectos del alcohol y del cannabis sobre el organismo y el comportamiento y por otro lado, promover las alternativas de conducción sin riesgo como las bebidas 0,0.  transporte alternativo o el conductor designado.

En las clases se imparten contenidos del temario de las autoescuelas, y se le añade formación más específica de los riesgos que tiene el consumo al volante que se apoya con material didáctico como visualización de vídeos y simulación de los efectos de alcohol y otras drogas a través de gafas simuladoras. 

LOS ALARMANTES DATOS

Según recientes estadísticas, el alcohol está implicado entre el 45-50 por ciento de los accidentes mortales. De hecho, uno de cada cuatro muertos en España en accidente de tráfico es menor de 25 años, cuando estos representan sólo el 17% de los conductores.

Además, los accidentes de tráfico son la primera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 24 años, teniendo lugar principalmente las noches de fines de semana.

Igualmente, las conductas de riesgo asociadas a la conducción tienen una importante prevalencia, así declaran haber conducido bajo los efectos de las bebidas alcohólicas o haber sido pasajeros de un vehículo conducido por alguien bajo sus efectos el 17,3% de los estudiantes.