Antruejos, fotografías de las raíces leonesas

Exposición en la Fundación Vela Zanetti de León de fotografías de Carmen Coque y Marc GreenBase sobre antruejos de Velilla de La Reina, Carrizo y Llamas de la Ribera

La Fundación Vela Zanetti de la capital leonesa ofrece hasta fin de este mes de febrero una exposición fotográfica que ahonda en las raíces de la etnografía leonesa, concretamente en los antruejos de los pueblos de Carrizo de la Ribera, Llamas de la Ribera y Velilla de la Reina. Las fotografías son de Carmen Coque y Marc GreenBase, discípulos de la gran fotógrafa española Cristina Rodero.

En el folleto descriptivo de esta exposición fotográfica se afirma que “en esta muestra queda patente la gran influencia que han ejercido sobre Carmen Coque y Marc GreenBase fotógrafos como Cristina García Rodero, con su ‘España Oculta’. Una inspiración para realizar una obra parecida en torno a su tierra: tratar de conservar en el tiempo todos aquellos aspectos que tengan que ver con sus raíces leonesas, desde las tradiciones populares y folclore hasta esas profesiones antiguas a punto de desaparecer, abarcando también las tradiciones culinarias o todo lo que tenga que ver con la esencia de esta tierra”.

Esta exposición es un primer paso de un proyecto de mayor calado en el tiempo y en sus objetivos: “Al ser inabarcable en una única exposición se ha concebido como un proyecto abierto, en el que continuarán trabajando en los próximos años y que se materializará, de momento, en forma de exposiciones”.

En esta primera muestra han querido poner el foco sobre los antruejos, concretamente los que se llevan a cabo en la zona de Carrizo de la Ribera, Llamas de la Ribera y Velilla de la Reina. En este sentido, se afirma que “el papel que juega la fotografía como instrumento de la memoria colectiva es de vital importancia. De hecho, el arduo trabajo que han llevado a cabo las asociaciones culturales de los distintos ayuntamientos para la recuperación y conservación de estas tradiciones ha sido posible, no solo a los testimonios de nuestros mayores, sino también a las antiguas fotografías conservadas. Por eso quieren contribuir, con su pequeño grano de arena, a esa memoria colectiva que alimenta nuestras raíces”.