El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo tiene grandes planes para el edificio Araú, ubicado en pleno Camino de Santiago en Trobajo del Camino. El edificio ha sido restaurado y habilitado y está cerrado desde hace años. El Ayuntamiento no recibe las obras al haberse detectado algunas anomalías, defectos y fallos de construcción. La inversión total ha superado los siete millones de euros, pero sigue cerrado a la espera de subsanar las múltiples deficiencias de obra.

Ahora, el Ministerio de Fomento se compromete a asumir algunas de las reparaciones necesarias, sobre todo las goteras que se han aparecido en las últimas semanas.

Fomento ha adjudicado actuaciones por un  valor aproximado de 36.000 euros, en el que se incluye la revisión del sistema de bombeo instalado en el sótano, la sustitución de las bombas que no han funcionado correctamente, el cambio de la carpintería afectada por el agua o el pintado de las paredes desconchadas por la humedad.

La alcaldesa, Camino Cabañas, y el concejal de Urbanismo, Benjamín Fernández, han recorrido esta mañana las instalaciones con representantes ante el Ayuntamiento de la empresa adjudicataria de las obras de reparación, Construcciones García de Celis, que le san explicado de forma detallada los trabajos contratados por Fomento para evitar que estas situaciones puedan volver a producirse en un futuro.

Edificio Araú
Visita de la alcaldesa al interior de Araú

Así, se realizarán también cambios en bajantes y rasantes del edificio que eviten que el agua vuelva a penetrar en sus muros, para lo que se analizarán los fallos que han podido provocar hasta ahora esta problemática.

En todo caso, los trabajos van en la línea de los informes aquitectónicos realizados al respecto a instancias del Consistorio, que se ha mantenido reivindicativo con el Ministerio para que se subsanen las deficiencias que presenta este emblemático edificio.

Camino Cabañas valora el paso adelante dado por Fomento “que ha escuchado nuestras reivindicaciones licitando esta ejecución, y en ese sentido estamos en el inicio  de la puesta en marcha de Araú”.

“Vamos a seguir siendo reivindicativos porque aún quedan flecos; todavía necesitamos ciertos elementos para ponerlo en funcionamiento, pero al menos tenemos esa parte tan solicitada como es la licitación de estas reparaciones”, ha dicho al respecto la regidora, para después asegurar que el Consistorio se mantendrá vigilante ante los fallos estructurales que puedan evidenciarse.

REVISIÓN DE LAS INSTALACIONES

Por otro lado, desde el Ayuntamiento se pedirá el libro del edificio para conocer el mantenimiento adecuado y la puesta en marcha de las instalaciones de climatización, sistema de protección contra incendios, etc., cuya puesta en funcionamiento debe ser tutelada por las empresas suministradoras.