El consejero de Fomento ha visitado una vivienda social en Chozas de Arriba

La Junta ha rehabilitado en la provincia leonesa en los últimos  cuatro años 34 viviendas en pequeños pueblos procedentes de la firma de convenios con ayuntamientos y con los obispados de León y Astorga. Estos convenios forman parte del Programa de Vivienda Social en Castilla y León, cuyas líneas maestras son fruto del Diálogo Social para facilitar el acceso a una vivienda a aquellas familias y personas más necesitadas, a través de ayudas y de la creación de un parque público de vivienda en alquiler. La inversión global en la provincia ha ascendido a 1,4 millones de euros.

Dentro de este programa, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha visitado las obras de rehabilitación de la antigua Casa Rectoral de la localidad leonesa de Chozas de Arriba, cedida por el Obispado de León para incorporarla al parque público de vivienda dedicada al alquiler social. Esta es una de las siete viviendas cedidas por el obispado de León, de las 16 cedidas en la Comunidad por la iglesia católica, que se suman a las 178 aportadas por los ayuntamientos al programa Rehabitare. En total son 194 las viviendas puestas a disposición de familias con escasez de recursos económicos en el medio rural.

La vivienda que hoy ha visitado el consejero Suárez-Quiñones en hozas de Arriba es la segunda planta de la Casa Rectoral, cuya  planta baja había sido rehabilitada el año pasado y ya se encuentra ocupada en la actualidad. El coste de estas obras ha ascendido a 51.966 euros que, sumados a los 58.674 euros del coste de la rehabilitación de la planta baja, hace que la rehabilitación de este edificio haya superado los 110.000 euros.

CONVENIO CON EL OBISPADO

El convenio entre la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el Obispado de León, firmado en abril de 2017,  fue el primero que acordó la cesión de inmuebles propiedad de la Iglesia para su rehabilitación y posterior incorporación al programa de alquiler social de la Junta y desde  entonces se han rehabilitado 16 casas rectorales, ocho de ellas en la provincia de León, incluyendo una vivienda cedida por el Obispado de Astorga.

Suárez-Quiñones ha destacado que estos programas no solo facilitan vivienda a quien la necesita a precios razonables, sino que también fomenta la fijación de población en el medio rural y el asentamiento de población que viene de fuera, además de promover actividad económica en estos pueblos en el proceso de rehabilitación de viviendas a través de empresas locales y la consiguiente creación de empleo.

PARQUE PÚBLICO DE ALQUILER SOCIAL

El parque público de alquiler social dispone actualmente de 2.077 viviendas repartidas por toda la Comunidad, a disposición de las personas y familias en situaciones económicas y sociales difíciles. Esta cifra, que ha aumentado casi un 80 % durante la legislatura anterior, se ha alcanzado gracias a incorporaciones de diferentes procedencias: a las propias de la Junta de Castilla y León se han unido las cedidas por la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), además de las procedentes de convenios con ayuntamientos y obispados y las construidas por Somacyl en régimen de alquiler con opción a compra.

La provincia de León cuenta actualmente con un total de 148 viviendas incorporadas al parque público de alquiler social.