Emprender supone un especial reto en áreas poco pobladas que se enfrentan a desafíos que, en muchas ocasiones, las condicionan a la hora de alcanzar sendas de crecimiento sostenibles e inclusivas.

Si a eso sumamos que España es uno de los países con las tasas de fecundidad más bajas de la UE, algunas regiones – entre ellas, muy especialmente la nuestra – están experimentando fenómenos de despoblación a unas tasas alarmantes.

Castilla y León – la región española de mayor dimensión – tiene una densidad de población de tan solo 26 habitantes por kilómetros cuadrado, apenas una cuarta parte de la registrada en el total de España. Además, una de las regiones con el mayor porcentaje de personas mayores de 75 años (13,4%).

Sólo una apuesta firme por el emprendimiento puede revertir la situación y por ello, son muchos los sectores sociales e instituciones que están intentando fomentarlo, especialmente si además de contribuir al desarrollo tiene un trasfondo social y solidario.

EMPRENDIMIENTO SOLIDARIO Y SOCIAL

El emprendimiento social es un modelo de negocio que aplica estrategias de mercado, como cualquier empresa, con un objetivo social claro y definido. Su finalidad es solucionar un problema concreto de carácter social en su sentido amplio. Posee mucho potencial para generar empleo en el futuro.

El emprendimiento solidario, a diferencia del emprendimiento social, no pretende resolver un problema concreto de carácter social.

EL TERCER SECTOR

Frente al sector público y al sector privado y distinto a ellos, se constituye el tercer sector. Está compuesto por las entidades sin ánimo de lucro. No redistribuyen sus beneficios, como hacen las entidades privadas, sino que los reinvierten para seguir cumpliendo sus objetivos. Esto no impide que generen empleo y paguen salarios justos a sus trabajadores.

La Universidad de León lleva años apoyando iniciativas enfocadas hacia este tipo de emprendimiento, consolidando y profundizando sus relaciones con el tercer sector de la ciudad, especialmente, a través del GIDE (Grupo de Investigación en Dirección de Empresas) y la valiosa colaboración y generosidad de la delegación leonesa de SECOT (asociación de Seniors Españoles para la Cooperación Técnica) que ya han colaborado en eventos como la León Business Talent Social Edition, con asociaciones como Autismo León, ACCEM, Centro Juvenil «Don Bosco» y Amidown, junto a los alumnos de Relaciones Laborales para generar iniciativas de emprendimiento social que cubran las necesidades de estos colectivos.