La empresa ADL Bionatur Solutions, fruto de la unión de ADL Biopharma (la antigua Antibióticos de León) y Bionaturis en mayo de 2018, continúa creciendo con paso firme y decidido.

ADL Bionatur Solutions es el principal suministrador de moléculas innovadoras, producidas por fermentación, para varias compañías multinacionales de referencia. Dispone actualmente en sus instalaciones leonesas de 2.400 metros cúbicos de capacidad de fermentación, siendo una de las mayores instalaciones disponibles para la fabricación de productos para terceros del sur de Europa. Más del 85% de capacidad de dicha planta se encuentra ya comprometida para los próximos dos años.

A los excelentes resultados del primer trimestre de este año (sus ingresos aumentaron un 134% respecto al primer trimestre de 2018, hasta alcanzar casi los 10 millones de euros) se suma la renovación a través de su división de producción por fermentación (ADL Biopharma) de su contrato establecido con la norteamericana Amyris para el año 2020 y por un valor mínimo de 12 millones de euros.

Amyris es una compañía pionera en el mundo en el uso de la tecnología para crear todo tipo de productos (cosméticos, fragancias, lubricantes y combustibles entre otros) con un compromiso de sostenibilidad. El contrato establece la elaboración de productos de alto valor añadido, en específico cinco moléculas dirigidas al mercado de la industria cosmética y los biocombustibles

Ello supone la tercera renovación ampliando el compromiso original establecido para los años 2018 y 2019 cuyo valor agregado final se situaba ya por encima de los 20 millones de euros.

Según la consultora Grand View Research, el tamaño global del mercado de ingredientes fermentados se valoró en aproximadamente 22 mil millones de dólares en 2018 y se espera que crezca a un ritmo de crecimiento anual compuesto del 8,5% entre 2019 y 2025. Amyris tiene una participación muy diferencial en este crecimiento, ya que la cartera de productos actual creció en más del 100% en 2019.

ADL Bionatur Solutions, que comenzó a cotizar en el mercado de valores en mayo del año pasado, ha basado su crecimiento en los contratos de su división de CMO (la producción por fermentación para terceros, que supuso el 68% de sus ingresos en 2018), la consolidación del área farmacéutica y la incorporación de los servicios y licencias de I+D. Todo ello, respaldado por los contratos de larga duración con clientes internacionales, crea una base de ingresos sólida y estable que supone una garantía para continuar creciendo con paso firme en el futuro.