El acuerdo debe ser ratificado por la Comisión Europea

Acuerdo histórico en Europa: La Unión Europea ha acordado crear un fondo de 750.000 millones de euros para combatir la crisis económica provocada por los efectos de la pandemia del coronavirus. De esa ingente cantidad, la propuesta es que 500.000 millones de euros se repartan como subvenciones a fondo perdido y el resto, 250.000 millones, como préstamos. De la suma de esas cantidades, a España le correspondería el 15%, es decir en torno a 75.000 millones de euros.

Hay que dejar claro que esta propuesta debe ser ahora ratificada primero por el Parlamento Europea, donde se espera que se apruebe sin dificultades; y más tarde por los 27 países que conforman la Unión Europa y ya algunos de ellos, sobre todo los ricos del norte, como Holanda, Austria y Suecia ya han anunciado su oposición. Para hacer frente a este enorme desembolso, la Unión Europea deberá endeudarse en un porcentaje sin precedentes. Así que es pronto para que los países del sur, entre ellos España, canten victoria. La batalla se presenta ardua, larga e incierta.

Para recibir el dinero, los gobiernos tendrán que presentar planes de recuperación que muestren que lo gastarán en línea con las recomendaciones económicas que les hace la Comisión y las prioridades europeas, en particular la transición ecológica y digital. Además deberán llevar a cabo una serie de reformas estructurales para garantizar la eficacia de las inversiones.