Oficina de CaixaBank en León

CaixaBank y Bankia han iniciado negociaciones de fusión, según un comunicado que ambas entidades bancarias españolas remitieron esta noche, antes de las 23:00h, a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La comunicación se producía a esas horas debido a que digital El Confidencial había adelantado la noticia en exclusiva una hora antes. La fusión de estos dos grandes bancos supondrá la creación de la primera entidad financiera de España, con activos superiores a los 650.000 millones de euros. Sólo el BBVA estaría ligeramente por encima, con 750.000 millones de euros, sumando todos sus grupos internacionales.

Esta megafusión bancaria se produce en un momento delicado para el sector financiero español, europeo y mundial debido a la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus. Los indicadores muestran que las previsiones de crecimiento de morosidad y la baja rentabilidad por los bajos tipos de interés obligarían a corto plazo a procesos de fusiones en España.

En este sentido, esta misma semana, tanto el ex ministro Luis Guindos, hoy vicepresidente del BCE, como el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, aseguraban en la reunión anual financiera de Santander, organizada por la APIE,  la necesidad de iniciar procesos de fusión no sólo entre bancos españoles sino también entre europeos.

Oficina de Bankia en León

En esta fusión, el Gobierno pasa a ser protagonista destacado, ya que el Frob (Fondo de Rescate Bancario) posee el 61,8% de las acciones de Bankia, fruto de la nacionalización de Bankia tras la crisis financiera de 2008, que costó a las arcas públicas más de 24.000 millones de euros. Si se consuma la fusión, el Estado, a través del Frob, conservaría un 14% del banco resultante. El principal accionista sería, en cambio la Fundación la Caixa, que conservaría un 30% de las acciones. Del rescate a Bankia, el Estado español sólo ha recuperado hasta ahora unos 3.000 millones de euros.

Dado el peso del Estado en Bankia, el papel de la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, ha sido determinante en el inicio de las negociaciones entre Bankia y CaixaBank. En la parte negativa de la fusión, destacar el proceso de reestructuración que deberían lleva a cabo y que supondría la pérdida de miles de empleos y el cierre de cientos de sucursales. A cambio, la entidad resultante vería fortalecida su rentabilidad, el mayor riesgo que ahora asumen todos los bancos españoles debido a la crisis.

Desde El Confidencial se da por hecho que el presidente de la entidad resultante sería José Ignacio Goirigolzarri, primer ejecutivo de Bankia; mientras que Bankia controlaría el control accionarial del nuevo banco y el puesto de consejero delegado en su primer ejecutivo Gonzalo Gortázar.

Recordar que CaixaBank tiene 4.460 oficinas y 35.589 empleados y Bankia, 2.267 sucursales y casi 16.000 empleados.

UNICAJA

El último intento de fusión en España lo protagonizaron los bancos Unicaja y Liberbank, pero fracasó por el veto del presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, para evitar la pérdida del control de las acciones del banco resultante. En las últimas semanas se ha vuelto a rumorear nuevos intentos de fusión entre ambos bancos, debido a la fuerte caída en Bolsa de sus acciones y, sob re todo, a su baja rentabilidad financiera.