En pleno kilómetro cero del sector financiero de la capital leonesa, en Ordoño II, 22, Caja Rural de León. Zamora, Valladolid y Orense acaba de inaugurar su nueva sede central, un auténtico puente de mando de todas sus operaciones financieras en la provincia, al frente del cual se encuentra Alejandro Hidalgo, jefe de zona.

El presidente de la Caja, Nicanor Santos; junto con el director general, Cipriano García, fueron los anfitriones del acto de inauguración de las nuevas instalaciones en la noche del martes. Las nuevas instalaciones se quedaron pequeñas para acoger a los invitados, entre los que destacaban empresarios, profesionales, autónomos y clientes, además del presidente de la Cámara de Comercio, Javier Vega;  alcalde de la ciudad, Antonio Silván; y el presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo.

Con la apertura de su sede central en León, Caja Rural ya tiene operativas en la provincia un total de 18 oficinas, un número que irá creciendo en los próximos años. En este sentido, el director general, Cipriano García, aseguró que Caja Rural no ha tocado techo en la provincia y que, con cautela, seguirán abriendo oficinas en la provincia.

Actualmente Caja Rural tiene más de 30.000 clientes en la provincia, tras crecer en más de 3.000 el pasado año. El director general manifestó su convencimiento de que este año se crecerá en León por encima de las cifras del pasado año.

Caja Rural
Intervención del director general, Cipriano García /MC

La nueva oficina central operativa ofrece una oficina de atención al cliente, en la planta baja; mientras que la segunda planta está dedicada a servicios como banca privada, seguros y banca de empresas, además de un pequeño salón de actos abierto a las necesidades de colectivos y asociaciones de todo tipo de la ciudad, tal y como anunció el presidente Nicanor Santos.

Caja Rural obtuvo el pasado año un beneficio histórico, al superar los 20 millones de euros. Gran parte de esos beneficios se destinan a reforzar el capital de la entidad. El volumen de negocios supera los 3.000 euros.

La plantilla de Caja Rural es de 290 empleados, repartidos en 97 oficinas ubicadas en Zamora, Orense, Valladolid y León. El 94% de los empelados tiene titulación medio o superior, la edad media es de 36 años y las mujeres suponen el 40%.

El modelo de Caja Rural se basa en la cercanía y el trato personal, una banca de proximidad, muy pegada al terreno y a las necesidades de sus clientes.

PRINCIPALES RATIOS 2018

Volumen total de negocio: 3.361 millones de euros, un 7,5% más. Inversión crediticia: 600 millones de euros. Recursos propios: 200 millones de euros, con un incremento del 18,1%. Tasa de morosidad: 5,3%, una de las más bajas del sistema financiero español. Ratio de solvencia: 16,2%, muy superior al mínimo exigido. Ratio de eficiencia: 45%, uno de los mejores de las cooperativas de crédito de toda España. Socios: 48.000, con un total de 233 cooperativas asociadas. Beneficio: 20,1 millones de euros, un 21,5% superior al del ejercicio anterior.