Presentación el pasado año en León de los resultados de la Caja Rural/ MC

Caja Rural de Zamora, León, Valladolid y Orense cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 25,1 millones de euros, lo que supone un incremento del 25,2% más que el año anterior. Los datos del balance se han presentado esta mañana en Zamora y está previsto que la presentación se haga la próxima semana en León.

El volumen de negocio total creció un 9,8%, hasta alcanzar los 3.690 millones de euros. El director general de Caja Rural, Cipriano García, atribuye este resultado de récord al aumento del volumen de negocios y al control ajustado de los costes.

Estos buenos resultados coinciden con el 25 aniversario de Caja Rural. En la actualidad, la entidad, como cooperativa de crédito, cuenta con 50.000 socios y 143.000 clientes, además de estar asociadas 237 cooperativas. Además, la entidad tiene 92 puntos de atención al cliente en las provincias de Zamora, Valladolid, León y Orense, a las que se sumará una nueva oficina la próxima semana en la localidad leonesa de Veguellina de Órbigo. También abrirá otra próximamente en Valladolid. La plantilla es de 291 empleados al final del pasado año.

El director general de Caja Rural ha explicado que la entidad invierte el 78% de los recursos que capta en el desarrollo económico de la zona ámbito de actuación, casi el doble de lo que lo hace la media del sistema bancario.

Otro dato significativo de su cuenta de resultados es el control de la morosidad, que se mantiene en el 3%, por debajo de la media del sector. La ratio de solvencia se sitúa en el 16,8% por ciento, con una tendencia al alza del 0,6% en 2019.

Caja Rural lidera la plataforma cívica Zamora 10, cuyo objetivo es impulsar la actividad económica de la provincia, su reindustrialización y la lucha contra la despoblación.