El director general presentó en León el balance de Caja Rural/ MC

Caja Rural de León, Zamora, Valladolid y Orense lanza un primer plan de ayudas de financiación a empresas, pymes y autónomos con 150 millones de euros de fon dos propios. Esta primera iniciativa de financiación, englobada en un plan de ayudas, es un impulso previo a las ayudas estatales del gobierno ICO COVID -19, que estarán definidas en breve.

Caja Rural considera necesarias e imprescindibles estas ayudas –asegura en un comunicado- a la empresa con el objetivo de superar esta situación de escasa o nula actividad, y poder así, restablecer con mayor sostenibilidad el nuevo ciclo productivo”.

Desde la entidad financiera se asegura que “estamos convencidos de que, desde la unidad de todos, con nuestras fortalezas y capacidades, conseguiremos superar esta crisis sanitaria y económica en la que nos encontramos”.

CAJA RURAL

Caja Rural de León, Zamora, Valladolid y Orense cuenta en la provincia leonesa con más de 33.000 clientes, de los cuales un 52% operan a través de medios digitales. La entidad financiera obtuvo el pasado año un beneficio neto de 25,1 millones de euros, un 25,2% más que en el ejercicio anterior

El volumen de negocio de la Caja Rural ascendió en 2019 a los 3.690 millones de euros, un 9,8% más. En la provincia de León, el volumen creció hasta los 659 millones, un 11,31% más. La inversión en empresas, particulares, autónomos y familias se situó en los 645 millones de euros, de los que a la provincia de León corresponde 178 millones. Un dato destacable es que en los últimos cinco años, Caja Rural ha invertido en León 702 millones de euros.

El negocio de Caja Rural es atendido por 291 empleados, de los cuales 65 ejercen su trabajo en la provincia leonesa. El 92% de los empleados son titulados medios y la edad media ronda los 35 años. Las mujeres suponen el 45% de la plantilla.