Cipriano García, director general de Caja Rural de Zamora, Valladolid y León, hace gala de una flema británica. Huye de falsos triunfalismos y de parabienes protocolarios. Así lo demostró ayer en Sahagún en el sobrio acto de inauguración de la oficina en la localidad, que prestará servicio a toda la comarca del sur de la provincia. “Venimos a Sahagún porque creemos en su potencial. Los futuros regadíos darán un impulso a esta tierra y consolidarán su progreso”, aseguró García, con convencimiento y mirando a los ojos al alcalde de la localidad, Lisardo García, quien no ocultaba su satisfacción por el desembarco de una nueva entidad financiera en su municipio.

Cipriano García
Cipriano García, director general de Caja Rural de León/ MC

Rodeado por periodistas, el diputado provincial de la zona y responsable de los temas económicos, Lupicinio Rodríguez, dijo que con la llegada de Caja Rural a Sahagún se cumplía una de sus expectativas, ya que echaba de menos desde hace años a una entidad financiera que apuesta por el mundo rural y ganadero y por el desarrollo sostenible, pegado a la tierra y sus gentes.

Con esta nueva oficina, Caja Rural cuenta ya con 18 oficinas abiertas en la provincia. Y dentro de un par de meses, Cipriano García, espera que su entidad consuma un salto cualitativo y abra su oficina central en pleno centro de la capital leonesa, en la Avenida Ordoño II. Las últimas obras rematan un gran local de oficinas, de doble planta, donde se instalarán la coordinación de los principales servicios que Caja Rural ofrece a la provincia leonesa, así como un pequeño salón de actos, salas de reuniones, etcétera.

Caja Rural está presente con seis oficinas en León capital, a las que se suman las Valencia de Don Juan, Valderas, Toral de los Guzmanes, Santa María del Páramo, Gordoncillo, dos en Ponferrada, Camponaraya, Astorga, La Bañeza y ahora Sahagún.

Caja Rural tiene 290 empleados, una red total de 97 oficinas y despachos, ocupando la provincia de Zamora, León, Valladolid y Orense. En el caso concreto de la provincia leonesa, la entidad bancaria hace balance haciendo incidencia en que el 94% de sus empleados son titulados medios y superiores con una edad media que ronda los 36 años y con un 40% de su plantilla constituida por mujeres.

Caja Rural de León
Cipriano García, junto al alcalde Sahagún y diputado provincial de la zona /MC

CAJA RURAL SOLVENTE Y EFICIENTE

La entidad financiera dirigida por Cipriano García lleva a cabo una prudente y planificada política de apertura de oficinas y de ampliación de negocio. A la espera del cierre del pasado ejercicio,  Caja Rural obtuvo en el año 2017 un beneficio que creció hasta los 10,6 millones de euros y un volumen de negocio que se acercó a los 3.200 millones de euros. Esta entidad es una de las más saneadas de España con un índice de morosidad del 6,4%, un ratio de solvencia del 15,5% y un ratio de eficiencia del 44,3%, según datos el balance del año 2017.

Con su meditada expansión, Caja Rural viene ocupando progresivamente parte del espacio y del negocio dejado por Unicaja en la provincia leonesa, tras la absorción de la antigua Caja España. El malestar entre muchos clientes de la antigua caja leonesa está siendo aprovechado por Caja Rural con una competitiva oferta de productos y una alta calidad de servicios.