Adolfo Gutiérrez Viejo tuvo una prolífica vida artística, que ha sido internacionalmente celebrada y reconocida.

El célebre músico, compositor y organista leonés de fama internacional, fundador de la Capilla Clásica, del conjunto de música contemporánea Lucentum y del Festival Internacional de Órgano “Catedral de León” fue organista titular de las catedrales de León y Munich.

Pero su carrera es casi infinita e innumerables sus títulos y premios: catedrático de órgano del Conservatorio Superior de Alicante, catedrático de dirección de coros del Conservatorio Superior de Oviedo y de la Escuela Superior de Canto de Madrid, director titular del Coro Nacional de España, primer premio de la Capilla Clásica de León y el del Real Conservatorio de Madrid en órgano….

Pero si por algo será recordado será por su música y por sus magistrales interpretaciones de Johann Sebastian Bach. En el órgano de la Pulchra Leonina hoy suenan las notas tristes de una canción de despedida.