Julio César Álvarez, presidente del CEL

El Círculo Empresarial Leonés (CEL) considera positivo el primer paquete de medidas económicas y de apoyo al sector empresarial adoptado por el Gobierno, ya que “son muy necesarias y urgentes y ayudarán a paliar en parte los efectos perniciosos de esta emergencia sanitaria en la actividad de prácticamente todos los sectores económicos”.

A pesar de esa primera valoración positiva, el CEL asegura a través de un comunicado que “se queda corto, por lo que pedimos al Gobierno central que este Real Decreto Ley lo complemente cuanto antes con otras medidas laborales y de protección social de los trabajadores, como la prestación para empleados sin opción de teletrabajo para cuidar a sus hijos, así como la implementación de cambios en los ERE temporales (ERTE) para favorecer a las empresas y trabajadores”.

Asimismo, el CEL pide al Gobierno que “se replantee su política fiscal. No basta con ayudas o aplazamientos y fraccionamientos de impuestos, es necesaria la supresión de los mismos a las empresas y autónomos afectados mientras estén sin actividad. Sería bueno también que el gobierno se replanteara otras medidas y normas no acordes con los tiempos que vivimos, como el registro horario obligatorio, y apueste verdaderamente por fomentar y facilitar el teletrabajo con una línea específica de ayudas para tal fin”.

FELE PIDE MEDIDAS CONCRETAS

Por su parte, desde la otra patronal, la Fele exige al Gobierno medidas más concretas, como “en los casos de suspensión, reducción temporal de jornada de trabajo o modificación sustancial, estos deberán tener la consideración de fuerza mayor, siendo el expediente de regulación de empleo autorizado automáticamente. En base a dicha declaración de fuerza mayor, se ha de posibilitar:

Exoneración de las cotizaciones durante la suspensión o reducción, sufragar el coste de los complementos de IT, bajada urgente de impuestos de sociedades y renta para las empresas y trabajadores afectados, habilitar aplazamientos en el pago de las cotizaciones en los sectores más afectados, habilitar cauces ágiles de financiación; congelación e inaplicación de las subidas de bases de cotización.

Asimismo, Fele insta a seguir en todo momento las recomendaciones de las autoridades sanitarias y manifiesta también su total confianza en los profesionales de la sanidad, tanto pública como privada.