Mañana sábado se celebra el Día Mundial del Comercio Justo – el segundo domingo de mayo de cada año, en esta ocasión el sábado 9 de mayo – las organizaciones de este movimiento reivindican que para salir de la crisis global provocada por la COVID-19, es necesario desarrollar un modelo económico que ponga en el centro los derechos de las personas y el cuidado del medio ambiente frente a la acumulación de beneficios.

La desigualdad y la crisis climática son las principales consecuencias de un modelo económico basado en un consumismo desmesurado que persigue la generación de capitales. La crisis sanitaria ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de un sistema que deja a demasiadas personas atrás, en condiciones indignas, sin sus necesidades vitales básicas cubiertas. El movimiento del Comercio Justo defiende que la salida a esta crisis deber ser global y colectiva apostando por un cambio en el sistema económico que priorice la dignidad humana y la protección del planeta. Esto no solo debería ser posible sino que es absolutamente necesario.

Este año, en el Día Mundial del Comercio Justo – sábado 9 mayo – a pesar de tener que celebrar este Día de manera virtual (#DiaMundialComercioJusto) y no en colaboración con el sector hostelero como se viene haciendo desde hace más de 10 años, la reivindicación sigue siendo la misma.