La Red de Ciudades AVE – la asociación de destinos turísticos de España conectados por la Alta Velocidad en España – trabaja para fomentar el turismo ferroviario y fomentar proyectos para que la alta velocidad llegue a más lugares.

España se enfrenta a un aperturismo de su red ferroviaria. A partir de 2020 habrá nuevos operadores, además de Renfe, utilizando las vías del país. La pregunta es ¿tendrá esto impacto en la economía de las ciudades en Castilla y León? ¿Y cómo afectará a León en sí?.

El año 2020 marcará el fin de la hegemonía de Renfe y traerá un importante cambio en la economía. Esto se debe a la entrada en vigor del IV Paquete de Liberalización Ferroviaria en toda Europa, que permitirá optimizar las líneas de alta velocidad españolas y la competencia en el sector del tren. Así, más operadores utilizarán la red ferroviaria gestionada por Adif, quien seguirá manteniendo algunas estaciones clave bajo su administración.

Esta liberalización traerá una mayor competitividad en el sector, lo que teóricamente debería hacer que los precios de los billetes bajasen. No obstante, Adif establecerá un canon por usar la red de entre el 7 y el 10 %, lo que provocará que los operadores tengan que incrementar el precio de sus servicios para compensar este gasto. En cualquier caso es previsible que estos negocien con Adif para lograr una bajada del canon y, así, poder mantener unos precios bajos.

En la provincia de León hay 26 estaciones que no se consideran estratégicas, por lo que podrían ser gestionadas por empresas privadas. La única que se salva es la de la capital. Adif seguirá gestionándola por considerarla, como decíamos, estratégica, algo que dejan bien claro los 788.156 viajeros que la visitaron y los 8.108 trenes que gestionó en 2018.

Para ver las consecuencias finales de esta liberalización habrá que esperar unos años.

La llegada de nuevos actores al panorama ferroviario permitirá expandir la Red de Ciudades AVE y, con el tiempo, se prevé que pueda abaratar los billetes gracias a la competencia. Aunque, por su parte, Renfe siempre ha apostado por mantener tarifas atractivas para sus viajeros, puede que la competencia le obligue a renovar sus ofertas.