Imagen del Ayuntamiento, en plena cuarentena

Flexibilidad, formación, rebaja de impuestos, implantación tecnológica, campañas de promoción y rebaja de impuestos y tasas son algunas de las reivindicaciones que el Comercio y la Hostelería, integrados en el Círculo Empresarial Leonés (CEL) han pedido al alcalde de león, José Antonio Diez, en una reunión telemática para abordar con éxito la vuelta a la normalidad, una vez se levante el estado de alarma de retado por el coronavirus.

Por lo que se refiere al Comercio, el representante de este sector en el CEL y presidente de Centro León Gótico, Juan Dopico, expuso las mayores dificultades que están teniendo los pequeños comercios para acceder a las líneas de financiación ICO y destacó la necesidad de trabajar en una campaña institucional, apoyada por el Ayuntamiento de León y el sector privado, para trasladar confianza a los clientes a la hora de la reapertura y fomentar el comercio local de proximidad, los pequeños comercios, “que somos más rápidos, cercanos y limpios y damos un servicio esencial a la ciudad”. Dopico insistió en aprovechar este momento para la formación y acercar más la tecnología al pequeño comercio y que los comerciantes aprecien los beneficios de incorporar herramientas de este tipo, recordando que hace cuatro años pusieron en marcha la plataforma “leondecompras” que ahora se está demostrando muy útil para el sector.

Sobre la Hostelería, el representante de este sector en el CEL, Maxi Díez, alertó de que esta actividad es la más castigada por la pandemia, por lo que pidió al regidor leonés que, ante este momento crítico, se exima o se rebaje el pago de tasas e impuestos municipales en la medida de lo posible y se flexibilicen los horarios de las terrazas, además de estudiar la posibilidad de aumentar el número de veladores y mesas en lugares con suficiente espacio de instalación. El hostelero leonés propuso un cambio de imagen de la ciudad, apostando por la calidad y no tanto por la cantidad, “hagamos cosas diferentes y profesionalicemos más el sector porque de lo contrario caminamos hacia una ciudad cada vez más empobrecida”.

En este sentido, el presidente del CEL, Julio César Álvarez, pidió al Ayuntamiento de León la mayor flexibilidad posible en cuanto a las tasas de agua, basura, impuestos como el IBI durante los meses que estén cerrados los establecimientos y animó a todos a pensar como ciudad y como gremio para estudiar acciones conjuntas que animen a la gente a volver a disfrutar de la hostelería de la ciudad, siempre pensando en garantizar la seguridad sanitaria, la limpieza e higiene en los locales.

Álvarez propuso elaborar un plan conjunto de promoción del turismo local y provincial, tener paquetes turísticos y rutas preparadas para que León se posicione, no como un lugar de paso, sino como un destino de turismo de interior de primer nivel. También pidió mayor control de la economía sumergida, especialmente con inspecciones a los pisos turísticos ilegales.

SIN FIESTAS DE SAN JUAN

La concejala de Economía, Susana Travesí informó del lanzamiento de la campaña #paradisfrutarluego, que trata de posicionar a León como destino turístico de calidad, conservando su atractivo; de la celebración del 33 Congreso Nacional de Cofradías a finales de septiembre, de la imposibilidad de celebrar las Fiestas de San Juan tal y como están concebidas, “pero sí creemos que podemos cambiar el concepto de fiestas y hacer varios eventos festivos más pequeños durante el último trimestre para revitalizar los sectores de actividad más dañados por el COVID-19”.

Uno de esos eventos que sí se podrán celebrar es el Purple Weekend, que este año, según palabras de sus organizadores, -entre ellos Juan Dopico, tendrá mayor apoyo si cabe de Estrella Galicia, la empresa patrocinadora de este mítico festival internacional que se celebra en León en el mes de diciembre y que cumplirá 32 ediciones en este 2020.