Comienza la restauración de la torre románica de San Lorenzo de Sahagún

La Junta impulsa el proyecto, con un presupuesto de 30.000 euros

A la espera de la decisión última de que Sahagún acoja la próxima sede de Las Edades del Hombre, la capital del Cea redobla sus esfuerzos para consolidar y mantener su impresionante patrimonio histórico y artístico. En este sentido, la Junta de Castilla y León acaba de anunciar el inicio de las obras de restauración de la torre románica de la iglesia de San Lorenzo, un conjunto románico del siglo XII. El edificio es Bien de Interés Cultural desde junio de 1931.

El objetivo principal de la intervención consiste en la limpieza y consolidación de las fachadas que conforman el volumen de la torre y ha sido adjudicada a la empresa Valuerte Conservación del Patrimonio S.L., por un importe de 30.440 euros (incluyendo la contratación de la obra y los honorarios técnicos), financiados íntegramente por la Dirección General de Patrimonio.

En concreto, la obra contratada comprende la limpieza y restauración general de fábricas de ladrillo, el tratamiento de pintura de protección de elementos metálicos, la reparación y limpieza de sistema antipájaros, la impermeabilización de superficies horizontales y colocación de una gárgola de evacuación de aguas y del alfeizar de protección en huecos. Dichas obras permitirán mejorar la imagen del edificio y permitir su correcta conservación.

LA TORRE

El conjunto formado por la torre y los ábsides son los elementos más singulares del edificio, datados entre el siglo XII y XIII y ejecutados en su totalidad con fábrica de ladrillo. Se levanta en el este, sobre el presbiterio, alcanzando una altura superior a 24 metros, con dos niveles de piso en su interior, el último destinado a albergar las campanas.

La torre, de planta cuadrada y anchura decreciente, se erige sobre el tramo recto del ábside central, apareciendo en la cabecera como es típico en el mudéjar del foco sahaguntino; se divide en cuatro cuerpos de menor altura de abajo arriba ahuecados con series de cuatro ventanas estilizadas de medio punto en los tres primeros pisos y de cinco en el último.

Esta actuación es complementaria de otras anteriores promovidas también por la Dirección General de Patrimonio que abordaron la restauración integral de la cubierta del edificio, junto con el saneamiento y consolidación de las fábricas en el atrio y ábsides.