Todas las procesiones están prohibidas este año/ MC

La Diócesis de León ha establecido una serie de normas y orientaciones de obligado cumplimiento de cara a las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa, que comienza hoy con la conmemoración del Viernes de Dolores. Todas las procesiones están prohibidas. Las normas están encaminadas a preservar la salud de las personas en estos tiempos de pandemia del coronavirus y del consiguiente aislamiento en sus casas de los ciudadanos.

Estas son las normas:

1.- Todos los fieles católicos están dispensados de la obligación de participar en la Santa Misa los domingos y fiestas de precepto hasta que se declare el final de esta pandemia. No obstante, se invita a unirse a las comunidades que celebran la Eucaristía retransmitida en directo por radio, televisión u otro medio.

2.- Se ruega y exhorta a los fieles cristianos para que oren por las personas afectadas por la pandemia y por quienes les atienden y cuidan, así como por el personal que lucha para erradicarla y por los fallecidos como consecuencia de la misma.

3.- Los párrocos y demás rectores de iglesias, respetando la norma de tenerlas cerradas, procurarán, prudentemente, celebrar la Eucaristía a diario y, en la medida de lo posible, con algún fiel manteniendo siempre la distancia de seguridad.

4.- Estas normas se aplicarán especialmente los domingos y vísperas de días festivos, y los días del Jueves, Viernes y Sábado Santos, avisando a los fieles de las horas de celebración para que, al menos desde sus casas, se unan espiritualmente.

5.- Quedan suspendidas todas las procesiones y actos multitudinarios como, por ejemplo, Viacrucis por las calles, etc.

6.- La Misa crismal se celebrará en la Catedral el Miércoles Santo, con la participación únicamente del cabildo y de unos pocos fieles como se indica en el nº 3.

7.- El Jueves Santo, si se celebra la Misa, se omiten el lavatorio de los pies que es facultativo, la procesión y la reserva del Santísimo Sacramento en el Monumento. El Viernes Santo se hará la adoración de la Cruz de modo general, mostrándola a los fieles. La Vigilia Pascual se celebrará solamente en iglesias parroquiales y conventuales en la medida de la posibilidad real, establecida por aquellos a quienes compete, omitiéndose el rito del fuego y la procesión con el cirio pascual. La bendición del agua para el bautismo puede hacerse si está previsto celebrar el sacramento.

7.- El Domingo de Pascua se celebrará la Eucaristía en la Catedral, siendo válida también la indicación del nº 1 y omitiéndose la Bendición Apostólica, que quedará pospuesta para otra ocasión.

8.- En los funerales no se llevará el cuerpo del difunto a la Iglesia y se trasladará la Misa exequial para una fecha oportuna de acuerdo con la familia. No obstante, el párroco u otro sacerdote pueden celebrar el rito de la última recomendación o despedida, preferentemente en la calle.

Algunos medios de comunicación, como 987 TV, ofrecerán una programación especial diaria, así como la repetición de las procesiones del pasado año a la misma hora y lugares donde se deberían estar celebrando este año. Esta tarde comenzará con la bajada de la Virgen del Mercado del año pasado.