La palabra Brexit arrastra consigo una inquietante carga de incertidumbre y temor que se ha extendido entre una sociedad europea que, como es lógico, exige respuestas con urgencia. Esa amenaza de ruptura con el Reino Unido podría afectar de forma directa a ciudades de todo el mundo, y por supuesto entre ellas se cuentan las españolas.

LEÓN Y EL BREXIT, ¿MÁS EFECTOS POSITIVOS O NEGATIVOS?

En León, ya se contemplan diversas situaciones, tanto provechosas como perjudiciales, en caso de que se produjese un Brexit sin acuerdo.

Una de las ventajas llegaría gracias a la oportunidad de atraer empresas a nuestro país, que generasen una riqueza que directa o indirectamente termine afectando a nuestra provincia y generando un crecimiento en la inversión.

 Este hecho no es casual en algunos sectores en particular, ya que León es, por ejemplo, el polo biotecnológico de mayor crecimiento en España, y ha pasado de contar con 705 empleos en 2010 a más de 1.600 a día de hoy.

La economía, sin embargo, también se enfrentaría a cambios desfavorables. Una ruptura con el Reino Unido podría desembocar en impedimentos como la imposición de aranceles a determinados productos, lo cual afectaría a las casi 200 empresas leonesas que comercian con el Reino Unido.

Sin duda, la incapacidad para llegar a un acuerdo entre ambas partes está generando cierto estado de incertidumbre en las personas directamente afectadas. Algunos alumnos universitarios españoles que tenían intención de marcharse a estudiar a Gran Bretaña se han visto obligados a cancelar sus planes por la posibilidad de tener que pagar tasas internacionales en caso de un brexit forzoso.

El hecho de ver cómo el tiempo pasa y la disputa se agrava de forma progresiva, sin que ninguna de las partes llegue a ofrecer respuestas consecuentes, es lo que está haciendo del brexit un conflicto tan volátil como imprevisible y en el que tan solo caben debates especulativos.