JM López es un fotógrafo tranquilo. Alto y desgarbado habla con su mirada y hace historia con su cámara fotográfica. Un ejemplo de su trabajo silencioso, meditado y arriesgado es la exposición titulada “Mujeres en conflicto”, que durante todo el mes de febrero puede verse en el Museo de León. Entrada gratuita.

Son dieciséis fotografías de mujeres fotografiadas en un instante de sus vidas en medio de un conflicto bélico en varias partes del mundo. No hay palabras para expresar tanto sufrimiento y dolor, sólo fotografías. La exposición está patrocinada por la Junta de Castilla y León, la Fundación Jesús Pereda de CCOO y Caja Rural. Celaraín se ha encargado de las reproducciones de las fotografías. El comisario es otro periodista leonés, David Rubio, director de La Nueva Crónica. Y es que JM López trabajó durante años en La Crónica de León.

Basten dos ejemplos de actualidad para resumir, en dos fotografías, el alma, espíritu y mensaje de “Mujeres en conflicto”. Que el espectador reflexione y obtenga sus propias conclusiones.

Venezuela
Fotografía de Venezuela

VENEZUELA

Hay una fotografía de Venezuela. En plena actualidad. Una mujer con todas sus pertenencias vive tirada en una acera de una calle cualquiera. El texto que acompaña a la fotografía es el siguiente:

“Venezuela es hoy una ciudad caótica, violenta y dividida. La mitad de la población 0cdia el chavismo y la otra mitad lo ama con fervor. Con la llegada al poder de Hugo Chávez, la confrontación social y política ha ido en aumento, hasta situar el país al borde de la guerra civil. Sus seguidores son los más pobres: muchos viven en chabolas sin agua corriente ni electricidad. No tienen acceso a la educación ni a la salud pública. Él les ha prometido que está aquí para mejorar su situación, ya que ha ganado las elecciones gracias a su apoyo. Sus detractores pertenecen a la clase media y alta de la sociedad, la iglesia y la empresa privada. Temen perder sus privilegios. Casi 20 años después, su sucesor, Nicolás Maduro, continúa fiel en la tarea de construir una sociedad más igualitaria, pese a que una grave crisis económica marcada por el brusco descenso en el precio del barril de petróleo, unido a la devaluación de la moneda, pon en peligro su proyecto revolucionario. Mientras tanto, la lucha continúa en las calles, por lo que más de cien personas perdieron la vida en las últimas movilizaciones contra el gobierno venezolano”.

Anciana republicana
Anciana republicana española

ESPAÑA

España también está representada en esta muestra de “Mujeres en conflicto”. En este caso se trata del retrato de una anciana, Isabel Cardeñosa, que se arropa con una bandera republicana. Es una mujer víctima de la guerra civil y de la posterior y durísima represión franquista. Este es el texto que acompaña la imagen:

“El primero de abril de 1939 terminó oficialmente la guerra civil española con la victoria del general Franco y, al mismo tiempo,  comenzó una brutal represión contra aquellos ciudadanos de quienes se sospechaba que habían luchado en el bando opuesto o tenían algún cargo público en el gobierno republicano. Todos los relacionados con la anterior República, democráticamente elegida, eran considerados enemigos del nuevo régimen fascista, y serian perseguidos  o eliminados. Los que pudieron huyeron rumbo al exilio. Algunos entraron a formar parte de la guerrilla para seguir luchando contra la dictadura y otros fueron torturados, asesinados o desaparecieron. Una Ley de Amnistía del año 1977 impide juzgar a los responsables. Es imposible saber cuántas víctimas hay, pero la cantidad de personas que siguen enterradas en campos y cunetas de España se estima en más de 100.000. Las mujeres jugaron un papel, destacado en la Guerra Civil, primero como combatientes y, luego, como enlaces de la guerrilla. Mujeres como Isabel Cardeñosa, que fueron represaliadas sólo por sus ideales”.