Torreón de la escalera del palacio

La Junta de Castilla y León ha finalizado los trabajos de restauración de la torre de la escalera del Palacio de Grajal de Campos. El acta de recepción de obras ha sido firmada esta mañana por técnicos del Servicio de Patrimonio de la Delegación Territorial de León. El importe de la inversión ha sido de 32.494 euros de los presupuestos desconcentrados por parte de la Consejería de Cultura y Turismo, incluyendo la contratación de la obra y los honorarios técnicos de la empresa Construcciones Moral Calvo.

El objetivo principal de la intervención consistió en la reparación estructural de la cubierta de la torre, que se sitúa en el ensamble del palacio con la iglesia y que alberga una de las piezas más valiosas del palacio como es su escalera de dos tramos, ejemplo sobresaliente del arte renacentista en León.

Artesonado del torreón de la escalera

Dichos trabajos comprendieron, en concreto, las actuaciones previas de desmontaje, obras de albañilería y cantería, restauración de estructura de madera y restauración de revestimientos interiores del espacio bajo cubierta.

La propia escalera tuvo que ser sometida el pasado año a una intervención de urgencia al fallar los cimientos de la misma y existir peligro de desajustes de algunos de sus elementos arquitectónicos.

La casa-palacio de los Condes de Vega, declarado Bien de Interés Cultural en junio de 1931, está situada en el núcleo urbano de la localidad de Grajal de Campos, localidad que cuenta con el régimen de protección del conjunto histórico. Un edificio, propiedad del Ayuntamiento, que fue adquirido tras la venta de sus propietarios en los años noventa por un precio simbólico, ya que se encontraba en estado de abandono y en situación de ruina generalizada.

Escalera del palacio antes de su restauración

El Palacio de los Condes ya ha sido objeto de actuaciones por parte de la Junta de Castilla y León y de otras administraciones, intervenciones que han dado como resultado la conservación y recuperación del inmueble en un importante porcentaje. Como resultado, a día de hoy se realizan visitas turísticas y también sirve como albergue de peregrinos en una pequeña zona acondicionada para ello. No obstante, todavía queda mucha tarea por delante para completar la consolidación y protección de este notable monumento.