Cuando uno traspasa la puerta del Centro de Alto Rendimiento de León, el conjunto impresiona y no sólo por sus fantásticas instalaciones. El CAR de León se ha convertido en uno de los centros de especialidad referentes en el deporte español – y también fuera de nuestras fronteras -por su gestión no sólo deportiva y presupuestaria, sino también humana.

En poco tiempo habéis conseguido que el CAR sea toda una referencia de gestión deportiva, humana y de presupuesto ¿cuál es el secreto?

Es un trabajo de equipo. Como los recursos son limitados, siempre damos prioridad a todo el personal que se ocupa de forma directa del bienestar de los deportistas: médicos, fisioterapeutas, psicólogos, personal de mantenimiento… Actualmente en el CAR tenemos 312 deportistas y algo más de 50 entrenadores.

¿Cómo llega un deportista al CAR de León?

Normalmente vienen seleccionados por las federaciones deportivas españolas, pero a la vez estamos involucrados, de la mano de instituciones como la Universidad, la Diputación y el Ayuntamiento, en la promoción del deporte en León, que al fin y al cabo significa que somos capaces de detectar también talento local, lo que es representa una gran oportunidad para el deporte leonés.

¿Qué aporta a León contar con un centro cómo el CAR?

Lo primero, se sitúa a León en el mapa deportivo internacional.

Estamos muy implicados con el deporte de la ciudad y la provincia. No sólo nos dedicamos a formar y preparar a deportistas y técnicos para la alta competición sino que, de forma complementaria, el CAR participa activamente en la dinamización de la investigación aplicada al deporte, la formación de técnicos y la promoción deportiva a través de la colaboración con las administraciones locales y educativas.

Todos los años pasan por aquí varios miles de niños y colaboramos con las instituciones para llegar a niños de la ciudad y la provincia a través de jornadas de deporte escolar, o tecnificación y campeonatos deportivos.

A pesar de tener un objetivo principal, algo que hemos sabido hacer muy bien es buscar socios y crear sinergias para poder desarrollar en paralelo proyectos que hagan posible cumplir objetivos complementarios e integrarnos como agente activo en la vida de la ciudad con labores de promoción deportiva que llegan a todos los niños y jóvenes de la provincia.

¿Qué crees que se hace mejor? ¿y dónde hay más campo de mejora?

Lo que mejor estamos haciendo es conseguir un crecimiento sostenido optimizando el presupuesto con el que contamos eligiendo los proyectos que creemos que más pueden aportar, aprovechando todo lo que ofrece León y yendo de la mano con socios de aquí para apoyar – y aprovechar – el talento leonés.

Por ejemplo, el caso de la gimnasia rítmica es todo un paradigma: León contaba con el Club Ritmo, toda una referencia a nivel internacional y vimos que nosotros podíamos ayudarles aportándoles precisamente lo que más necesitaban, que eran unas instalaciones que estuviesen a su altura para que pudiesen seguir desarrollando su trabajo.

Como decía Warren Buffet, «para progresar en la vida y en los negocios, uno tiene que rodearse de personas mejores que uno mismo, de los que poder aprender» y creo que tenemos grandes socios con grandes equipos de personas que nos ayudan a seguir avanzando cada día.

Tenemos también un departamento de ciencias del deporte que es uno de los 3 únicos que existe en toda España.

Se me ocurre que quizá un campo a mejorar es la comunicación, para que los leoneses conozcan mejor lo que hacemos y se sientan orgullosos de tener un CAR como el que tenemos. También nos gustaría ir sumando gente al equipo, por ejemplo en el campo del apoyo educativo.

En cuanto a los programas, diría que más que «mejorar», se trata de «desarrollar». Aquí trabajamos de tal forma que hasta que no desarrollamos del todo un proyecto, no iniciamos el siguiente. Pero como en el deporte, siempre hay que buscar la excelencia y para hacerlo, todo puede mejorar.

¿Cuál es la importancia que tiene el factor humano?

Es algo básico. Puedes invertir mucho en  material, pero lo que va a hacerte diferente no va a ser el equipamiento sino el equipo, y nuestro equipo de médicos, de fisios, de análisis del rendimiento… es excepcional.

¿Y cuál es el papel del deporte femenino?

Aquí, es vital, de hecho somos el único Centro de Alto rendimiento donde hay más mujeres que hombres. Y no sólo en gimnasia rítmica, sino en otros deportes como el atletismo.

Háblame del deporte como motor económico en León.

En cuanto a creación de empleo directa por parte del CAR, actualmente tenemos a unas 20 personas en el equipo y a través de nuestros programas deportivos se han profesionalizado 10 entrenadores.

A pesar de que sólo contamos con estimaciones, estamos entre las 10 entidades que generan más pernoctas en la ciudad (a través de campeonatos, competiciones, cursos, jornadas y concentraciones). Se generan también, como hemos comentado, sinergias que hacen que la ciudad se mueva porque todas esas visitas revierten positivamente en muchos otros sectores.

El impacto económico es innegable, más cuando pensamos que se une al que generan entidades deportivas de gran nivel – Ademar, Cultural, Ponferradina o Ritmo entre otros – con los que cuenta la ciudad, en el deporte base y escolar o en tantas otras actividades económicas basadas o potenciadas por nuestro deporte.