José Antonio Diez, alcalde de León

El Ayuntamiento de León bonificará el IBI de las familias numerosas y de los establecimientos hoteleros afectados por la crisis del Covid-19, como medida de ayuda a la población y en cumplimiento del compromiso del alcalde José Antonio Diez. Una medida que entrará en vigor en el presupuesto del próximo año y que el regidor espera llevar al pleno ordinario de octubre, la próxima semana.

FAMILIAS NUMEROSAS

La bonificación del IBI de las familias numerosas se llevará para su debate y aprobación a la comisión de Hacienda que se celebrará la próxima semana como revisión de la ordenanza fiscal para establecer una bonificación del 50% del IBI de las familias numerosas de categoría general y del 70% de las familias de categoría especial, teniendo en cuenta además de que se trate de la vivienda habitual, criterios de renta y de valor catastral de la vivienda. Esta propuesta tendrá carácter permanente y se efectúa tras la propuesta de medida de apoyo a las familias leonesas que inició el PSOE en el año 2017 y que se aprobó en pleno en julio de 2018 cuando, vía moción, recibió el aval mayoritario de los grupos y la abstención de Ciudadanos.

La reducción fiscal, según los cálculos municipales, favorecerá a las casi 1.400 familias numerosas censadas en el municipio, 136 de ellas familias numerosas con más de cuatro hijos que podrán recibir una mayor reducción del impuesto sobre su vivienda.

“Es un compromiso que tenemos con los leoneses y que ya propusimos desde la oposición y que fue aceptada, hace tres años, por los grupos con lo que entendemos que no habrá ahora ningún reparo a hacerla efectiva. Es una medida justa y que trata de beneficiar el empadronamiento, la consolidación de las familias pero con un criterio de equidad y justicia social”, explica el alcalde.

La medida podrá aplicarse en el presupuesto del próximo año que entrará en vigor en el mes de enero, con los baremos establecidos que tienen en cuenta la renta de la familia y el valor catastral de la vivienda. La reducción podrá solicitarse durante el año para que se refleje así el devengo de 2022.

HOTELES

La modificación de la ordenanza fiscal afectará también a los establecimientos hosteleros de la ciudad que podrán beneficiarse de una reducción de la cuota del IBI de un 25% pero solo para el año 2021. Una medida que afecta a entre 150 y 200 establecimientos que han sufrido de forma gravísima las medidas de contención derivadas de la Covid-19 y cuyos ingresos han caído de forma significativa.

El alcalde José Antonio Diez explicó que se trata de una medida que tiene como objeto ayudar a los establecimientos para garantizar su supervivencia en estas condiciones tan adversas ya que han permanecido meses cerrados y, posteriormente, sin ingresos por las medidas de confinamiento de la ciudad. “Es obvio que son uno de los sectores más afectados por la pandemia y sus medidas, y además uno de los sectores que más empleo generan en la ciudad”, subrayó el alcalde que indicó que esta medida se une a las establecidas para los sectores comerciales y hosteleros, rebajas de tasas, exención, ayudas al consumo o ampliación de terrazas.