PSOE y UPL han promovido la moción en el pleno de esta mñana/MC

Completar la modernización de los regadíos de la provincia y la reconcentración de esos terrenos es la petición que la Diputación Provincial llevará mañana a la reunión que la Mesa por el futuro de León celebrará en Ponferrada. Esta propuesta parte de una moción presentada por PSOE y UPL en el pleno ordinario que la Diputación ha celebrado esta mañana y a la que se han sumado sobre la marcha PP y Ciudadanos. El PP ha propuesto que se incluya la modernización del canal alto del Bierzo.

La moción es una mera declaración y no un proyecto concreto, ya que tanto desde el Gobierno como desde la Junta se están desarrollando actuaciones concretas para completar los regadíos de la provincia. En la moción se admite que ya sólo quedan por completar algo más de 10.800 hectáreas de regadíos de Riaño, de un total de 53.000 hectáreas, cuyas obras básicas ya están realizadas, como balsas y acequias.

La inversión realizada en las últimas décadas en el plan de regadíos de Riaño superan los 721 millones de euros. Actualmente sólo quedaría por completar la inversión de las citadas 10.8008 hectáreas y la reconcentración de todo este territorio, que es competencia de la Junta y cuyo presupuesto sobrepasaría los 436 millones de euros.

Asimismo, en esta moción se pide a Confederación Hidrográfica del Duero que actualice sus intervenciones en estos territorios a las exigencias de la Unión Europea en defensa de una agricultura más sostenibles y de ahorro de agua, requisitos sobre los que se diseñará la nueva PAC. PSOE y UPL hacen hincapié en que los regadíos de León deben adaptarse a estos nuevos criterios europeos como elementos imprescindibles para fijar población en el mundo rural.

En principio, la  moción estaba diseñada para ser aprobada y remitida al Gobierno central Junta y Confederación, pero sobre la marcha se ha decido que también se presente a la Mesa por el futuro de León, donde, en principio, deben plasmarse proyectos concretos de desarrollo.

Así y todo esta moción esconde una bomba de relojería y es la demanda de que el agua de León, en concreto la del pantano de Riaño, se utilice sólo para regar tierras de León y poner fin al histórico trasvase que desde hace años se viene realizando desde el sur de la provincia a zonas regables de Palencia y a los polígonos industriales de Valladolid. UPL y PSOE pretenden que se corte ese trasvase y que las necesidades futuras de agua de  León primen sobre las de otras provincias.