Letrero de Unicaja en el centro de León

La Diputación de León, a través de la Federación Regional de Municipios y Provincias ( FEMP) exigirá al banco andaluz Unicaja que reponga el servicio de microbús que acercaba las prestaciones bancarias a los pueblos de la provincia y que ha quedado suspendido desde el decreto de Estado de Alarma. El presidente de la institución provincial, Eduardo Morán, ha asegurado a Radio Ponferrada que muchos ancianos han pedido ayuda en este sentido, de ahí que haya movido ficha para que entre la institución y la entidad que representa a los municipios se reclama la inmediata reposición del servicio.

Por otra parte, el responsable nacional de CCOO del sector Servicios, Félix Morales, ha lamentado que las cajas de ahorro hayan renunciado a su carácter de servicio público, y que se hayan convertido en bancos con fines puramente rentabilistas. Hoy en día el Banco de España lo que pide es rentabilidad y no servicios», ese es el problema que se deriva de la reconversión a la que se les obligó a las cajas en entidades bancarias, asegura a la emisora ponferradina.

En este sentido, el presidente de la Diputación ha asegurado que desde los CEAS se están haciendo llamadas a todos los inscritos, cerca de un millar de usuarios de los servicios sociales de toda la provincia, para solventarles el problema de forma puntual. Morán tiene claro que “éste debe ser el punto de inflexión para replantearse la vuelta de los bancos al mundo rural como uno de los aspectos prioritarios para fijar población”.

CIERRE DE OFICINAS URBANAS

Por otra parte, Unicaja está anunciando a todos sus clientes en las zonas urbanas de la provincia el cierre temporal de numerosas oficinas y la concentración del servicio de atención presencial en unas pocas sucursales. El motivo es la aplicación de medidas de protección de su personal ante la pandemia del coronavirus y el fomento del teletrabajo. Unicaja pide a sus clientes que no acudan a sus oficinas si no es estrictamente necesario.

Asimismo, comerciales de Unicaja están llamando por teléfono a muchos de sus clientes para ofrecerles financiación a medida para combatir los efectos del cierre de la actividad económica. Unicaja es uno de los bancos que tramita los créditos ICO para dotar de liquidez a empresas, pymes y autónomos.