Foto de archivo del Pleno de la Diputación

Los ayuntamientos de la provincia de León recibirán esta semana casi 27 millones de euros del anticipo que la Diputación se comprometió a realizar por el aplazamiento del cobro de impuestos municipales ante la crisis del COVID-19. Así lo ha anunciado este lunes el presidente de la institución provincial, Eduardo Morán, en un nuevo comunicado oficial grabado desde Camponaraya. Este anticipo fue uno de los acuerdos adoptados por unanimidad en el último pleno d la Diputación, celebrado de forma telemática por primera vez en su historia.

Morán especifica que la medida beneficia a los ayuntamientos de la provincia de León cuyos tributos gestiona la Diputación y que han sido retrasados durante tres meses sin que ello afecte “a su liquidez ni que les ocasione ningún trastorno de tipo económico”.

El presidente explica en su comunicado que 12,5 millones de euros se corresponden con un anticipo de la recaudación de este año y 14,4 millones proceden de la recaudación en vía ejecutiva del ejercicio pasado. “En definitiva, casi 27 millones de euros que anticipamos a los ayuntamientos para que puedan trabajar con tranquilidad desde el punto de vista económico, siempre haciendo un esfuerzo la Diputación Provincial”.

También recuerda en su nueva alocución – sin posibilidad de formular preguntas por parte de los periodistas- otras medidas emprendidas en el plan de choque anunciado el pasado 26 de marzo, como el Plan de Empleo puesto a disposición de los ayuntamientos para que puedan contratar hasta 900 personas dedicadas a todo tipo de labores, “pero en especial para las que origine la actual crisis en materia de desinfección o de ayuda a las personas más necesitadas en esos ayuntamientos”. Eduardo Morán también reseña que se ha puesto en marcha la contratación de personal para poner a cero la lista de espera en la ayuda a domicilio y “hemos dotado de más dinero el fondo que teníamos para las ayudas de emergencia”.