Maquinaria de Diputación desinfectando en Astorga

La Diputación de León se ha incorporado, veinte días después de decretarse el estado de alarma, a las labores de desinfección que se llevan a cabo para controlar el avance del coronavirus en puntos especialmente sensibles de la provincia. En un comunicado oficial se asegura que los trabajos están coordinados por el presidente de la institución provincial, Eduardo Morán, y por el diputado del área de Infraestructuras y Parque Móvil, Luis Alberto Arias, con la colaboración de las autoridades sanitarias que están marcando las prioridades que siguen las actuaciones.

Siete trabajadores y tres vehículos del parque móvil provincial especialmente adaptados y con capacidad para un total de 7.500 litros de solución de hipoclorito de sodio han iniciado este viernes la limpieza en cinco residencias de mayores de la zona de La Bañeza.  Las labores de desinfección también han incluido el centro bañezano de Nuestra Señora Valle, al igual que los complejos asistenciales de la Diputación en la capital leonesa, Santa Luisa y Sagrado Corazón, y el de Cosamai en Astorga.

La comarca de Astorga es el destino marcado para este sábado que también se extenderá el lunes hacia el Órbigo, lo que incluirá un recorrido por los exteriores de más de 40 residencias de mayores, farmacias, supermercados y otros edificios de acceso público de la zona, que, por ejemplo, incluye el centro de salud de la capital maragata, las comisarías de la Policía Local y la Policía Nacional y las estaciones de tren y autobuses.

Los trabajos de limpieza seguirán desarrollándose a lo largo de las próximas semanas por toda la provincia de León, siempre bajo las indicaciones y las necesidades que marquen los responsables sanitarios y las recomendaciones técnicas de la Unidad Militar de Emergencias (UME).