La crisis del Coronavirus ha cambiado la forma de comprar de los españoles. Siguiendo las recomendaciones dadas por el Gobierno que piden que las salidas del hogar se limiten el máximo posible, han sido muchos los que, bien por pertenecer a un grupo de riesgo, bien por encontrarse enfermos o en cuarentena o bien por intentar proteger a sus familias y minimizar el riesgo de contagio han optado por hacer la compra online.

Debido a esto, la adquisición online en las cadenas de supermercados de todo el país se incrementó casi un 40% – era de apenas un 2% antes de la crisis sanitaria – sólo en la primera semana de marzo. Este aumento tan repentino ha hecho que muchas de estas cadenas, a pesar de haber reforzado sus plataformas electrónicas, hayan decicido finalmente suspender el servicio de forma temporal ante la imposibilidad de hacer frente a la demanda.

Algunas, como Carrefour, a pesar de intentar priorizar los pedidos de personas mayores y colectivos de riesgo, se han visto obligadas a interrumpir el servicio de compra telefónica y ampliar los tiempos de entrega del pedido online, que puede tardar en llegar hasta una semana debido a la sobrecarga. Otras, como Mercadona, han suspendido la entrega de pedidos a domicilio en prácticamente todas las ciudades de España, incluido León. Otros supermercados como Lidl o Dia continuan dando servicio con algunas variaciones en el tiempo de entrega debidas al aumento de pedidos y la búsqueda de las máximas garantías para la salud de sus trabajadores y clientes.

¿VIVES EN LEÓN CAPITAL? ES EL MOMENTO DE CONFIAR EN EL COMERCIO DE PROXIMIDAD, PEQUEÑAS CADENAS Y EMPRESAS FAMILIARES

Empresas familiares y pequeñas cadenas de supermercados están potenciando su principal valor: la cercanía. Su menor tamaño y la capacidad de tomar decisiones sin depender de matrices nacionales o internacionales les han permitido tomar decisiones rápidas y adaptarse para poder dar un servicio más rápido y eficaz con las mismas garantías.

Un ejemplo de ello es el Supermercado Coviran que estos días ha ampliado sus servicios para que todas aquellas personas de León Capital que no puedan salir de casa puedan realizar su pedido por teléfono o whatsapp (661 733 212) y puedan recibirlo en casa en tan sólo unas horas.

¿VIVES EN UN PUEBLO? HAY UNA EMPRESA FAMILIAR QUE LLEGA A MÁS DE 2000 PUEBLOS DE CASTILLA Y LEÓN

La pregunta es ¿qué ocurre con todos aquellos que viven fuera de la ciudad?. Los habitantes de los núcleos rurales se enfrentan al problema de que no sólo no pueden tener acceso a tiendas de proximidad o facilidades para desplazarse hasta las mismas – ya que la gran mayoría de los pueblos pequeños carecen de comercios y con el estado de alarma se han reducido o anulado las líneas regulares de transporte público en estas zonas – sino que además, se da la circunstancia de que su media de edad suele ser bastante elevada, lo que les convierte en uno de los grupos denominados «de riesgo».

La empresa de ultracongelados Dona Dona ha adaptado sus rutas para poder abastecer a las personas del entorno rural de Castilla y León, a donde la gran mayoría de grandes superficies no llegan.

La empresa de ultracongelados Dona Dona ha tenido esto en cuenta y ha reforzado su capacidad logística para poder dar servicio de forma rápida y con garantías no sólo a los grandes núcleos urbanos, sino a la práctica totalidad de las zonas rurales de Castilla y León. El pedido se hace cómodamente por teléfono (983 797 919 – 986 568 700 – 667 679 227) y sus productos – que van desde carne, pescado y verduras a dulces o precocinados – viajan en camiones preparados para mantener las mejores condiciones higiénicas y la cadena de frío, se entregan a domicilio y se pueden conservar varios meses en el congelador.

Con los devastadores efectos económicos que se prevé traerá además esta crisis sanitaria, es importante tomar conciencia de la importancia que tendrá para reactivar la economía apoyar a empresas regionales, al pequeño comercio y a los establecimientos hosteleros locales y devolverles ese gran esfuerzo que, unos trabajando más que nunca para que podamos quedarnos en casa y otros cerrando sus puertas, están haciendo por el bien de todos.