La economía leonesa tiene aún enormes asignaturas pendientes para internacionalizar sus empresas y para fomentar la exportación de sus productos, a pesar de ello hay modelos empresariales a imitar, que ya han recorrido un largo y exitoso camino en los mercados exteriores. Dos ejemplos de éxito son las empresas Drasanvi  (Villadangos del Páramo) y Castañas Campelo (Villafranca del Bierzo), que acaban de recoger los premios 2019 a la excelencia exportadora, convocados por la Cámara de Comercio de León, con la colaboración de Unicaja Banco.

Drasanvi
Óscar López, presidente, recogió el premio otorgado a Drasanvi/MC

El presidente de Drasanvi, Óscar López, recogía en un concurrido acto empresarial el Premio a la Innovación Exportadora 2019. Rodeado de todo su equipo, incluida su hija, López ha explicado que su empresa ya está presente en medio mundo, con delegaciones abiertas en países como México, China o Rusia y que cuenta con una plantilla de 260 empleados, un tercio de los cuales desarrollan su trabajo en el exterior.

Drasanvi es una empresa líder nacional en el desarrollo, comercialización y distribución de complementos alimenticios, cosmética ecológica y alimentación bio. Tras una trayectoria de  25 años,  la han convertido en un referente de salud, belleza y bienestar, gracias a sus productos de alta calidad y eficacia. En los últimos años, la plantilla del grupo Drasanvi se ha triplicado y ha alcanzado una facturación que supera los 15 millones de euros. Un tercio de esa facturación corresponde a la exportación. La plantilla es de 260 empleados, de los que una cuarta parte residen fuera de España.

La filosofía y comunicación de Drasanvi se basa en poner en valor la importancia de la salud y en promulgar un modo de vida saludable, donde el deporte y la alimentación equilibrada son las bases.

Castañas Campelo
La viuda del fundador y su hjo y hoy presidente, Miguel, recogieron el premio a Castañas Campelo/ MC

Por parte de Castañas Campelo recogió el premio a la Trayectoria Exportadora la viuda del fundador y su hijo, hoy presidente de la compañía, Miguel Campelo. Esta empresa berciana fue pionera hace ya cerca de sesenta años en la exportación de un producto agroalimentario tan característico del Bierzo, como la castaña. Es una empresa en expansión y su facturación exterior, dependiendo de las temporadas, puede llegar hasta el 50%.

Los mercados exteriores de esta empresa se centran en países como Francia o Italia, donde la castaña es un producto basa para elaboraciones culinarias más sofisticadas. Brasil es otro país donde la empresa ha logrado hacerse un hueco en el mercado agroalimentario.

Por otra parte, el profesor de la Universidad de León José Luis Placer en una intervención sobre la necesidad de ampliar mercados internacionales, aconsejó a las empresas leonesas, la mayoría de ellas de tamaño mediano o pequeño, la unión para exportar y diseñar estrategias de retorno y, sobre todo, diversificar los países de destino

Sectores como el agroalimentario y el textil encabezan ahora el ranking de exportación leonesa, aunque van ganando también otros como el metalúrgico, el farmacéutico y químico, la pizarra y los bienes de equipo. Más de ochocientas empresas leoneses exportaron el pasado año.

El alcalde, José Antonio Diez; el presidente de la Diputación, Eduardo Morán; el delegado de la Junta, Juan Martínez Majo, la directora territorial de Unicaja, Margarita Serna; y el propio presidente de la Cámara de Comercio, Javier Vega, felicitaron a los premiados y todos hicieron vitos para que los empresarios, junto a las instituciones públicas, aumenten su presencia en los mercados exteriores.