Eduardo Morán, durante la conferencia telemática

La Diputación de León (PSOE y UPL) se ha convertido en los últimos meses en una de las voces más críticas contra la gestión de la Junta de Castilla y León (PP y Ciudadanos). Esta postura se ha puesto de manifestó esta mañana en la reunión telemática que el presidente de la Junta, Fernández Mañueco, ha celebrado con los presidentes de diputaciones y de los principales ayuntamientos de la Comunidad.

En esta reunión, el presidente de la Diputación, Eduardo Morán, ha reiterado la exigencia de fondos extraordinarios por parte de la administración autonómica a las instituciones provinciales y locales para hacer frente a la situación derivada de la crisis sanitaria del COVID-19, sobre todo en ámbito social, según un comunicado oficial emitido por la Diputación.

Morán ha señalado que desde las administraciones locales se ha dado el “do de pecho para atender las necesidades de nuestros vecinos en la medida de lo posible sin preguntarnos si era o no de nuestra competencia o si había o no presupuesto”. Según Morán, “es nuestra obligación y es algo que va en los genes de los que nos dedicamos a la administración local, independientemente del color político, por eso hemos tomado decisiones importantes apoyando a las personas, colaborando y coordinando las actuaciones con la Subdelegación del Gobierno y con las delegaciones territoriales de la Junta en esos trabajos de desinfección, o yendo de la mano de los alcaldes y alcaldesas o de los concejales y concejalas para llevar alimentos, medicamentos y otras necesidades a esas familias más vulnerables”, se explica en el comunicado

INSUFICIENTE AYUDA DE LA JUNTA

El presidente de la Diputación ha destacado el esfuerzo que se ha hecho desde ayuntamientos e instituciones provinciales en materia de ayudas sociales, “pero esto se alarga y cada día estamos en una situación más difícil para afrontar determinados gastos”, por ello ha considerado insuficiente que la ayuda del ejecutivo autonómico se limite a pedir al Gobierno de España que permita hacer uso de los remantes y el superávit, “ha llegado el momento de hacer un esfuerzo adicional todos”, por lo que ha reclamado financiación extraordinaria de la Junta a los territorios, “sobre todo para fines sociales”.

Morán ha sostenido, se añade en el comunicado, que existen importantes deficiencias digitales en un medio rural al que se insta a potenciar el teletrabajo, y que más graves son las carencias sociales que se están detectando, como los 270 niños y niñas de la provincia de León que, según los datos facilitados por el presidente de la institución provincial, no percibirán la ayuda alimentaria de la Junta y serán atendidos por la propia Diputación. Además, ha añadido, que se están reclamando ayudas en materia de higiene.

“Cada día estamos viendo más necesidades en las personas, sobre todo en el ámbito rural, y hay que reactivar la economía; comparto la estrategia y vamos a intentar colaborar, pero las administraciones locales y provinciales no tenemos fondos suficientes y ahí tenéis que hacer un esfuerzo extraordinario”, insistía Morán solicitando un “compromiso firme” de los responsables de la Administración autonómica presentes en la reunión. Unos fondos que entiende que deben aportarse “de inmediato” para que “ninguna familia se quede atrás”, concluye el comunicado oficial.