Máximos responsables de la Fele/ MC

Fele, la patronal leonesa, ha respondido con un duro comunicado criticando a los responsables de Gersul (Consorcio de Residuos Urbanos de León) por la subida de tasas del 16% en los recibos de la basura con la que se quiere enmascarar una desastrosa gestión que ha generado una deuda superior  a los 30 millones de euros y varios  millones de recibos sin sobrar, muchos de los cuales ya han prescrito. Desde la Fele se califica de opaca y oscurantista la gestión de Gersul, a  la vez que se habla abiertamente de irregularidades y de un ataque directo a la recuperación económica en plena crisis de la pandemia.

Lo curioso es que todas las partes admiten la mala gestión, la alta deuda acumulada y los recibos sin cobrar, pero nadie de los integrantes del Consorcio –Diputación y grandes ayuntamientos, gobernados por PP y PSOE en los últimos años- ofrecen explicaciones y ni tan siquiera se proponen investigar las causas de este desastre económico y depurar responsabilidades. En cambio, PP y PSOE han optado por subir las tasas y castigar a los usuarios alegando que las tasas no han subido en los últimos trece años, otro dato elocuente de la pésima gestión, que ha impedido la actualización de las tasas según el IPC anual. Solo Ciudadanos ha anunciado la presentación de una moción en un próximo pleno de la Diputación.

Este es el texto íntegro del duro comunicado de la Fele:

“Si bien los próximos seis meses serán cruciales para el inicio de la recuperación económica de las familias y empresas de la provincia de León que, tras la declaración del Estado de Alarma se han quedado sin ingresos, se suma ahora un incremento de tributos que, a juicio de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele) puede suponer un colapso definitivo. La aprobación de este incremento “abusivo” nada tiene que ver con el coste generado por los ciudadanos y empresas, sino por la ineficacia e ineptitud demostrada por las administraciones locales integrantes del Consorcio Provincial de Residuos de la provincia de León.

Esta subida prevista en el Plan Financiero y Económico aprobado en el día de hoy supone un retroceso más para la provincia en el consumo interno, ya fuertemente deteriorado; en el empleo y, en definitiva, en el desarrollo económico de la provincia de León. Además, Fele considera que el oscurantismo y opacidad con que los dirigentes del Consorcio están gestionando Gersul resulta alarmante ya que una subida de las tasas como la aprobada exige un ejercicio previo de transparencia con los agentes económicos y sociales de obligado cumplimiento.

La última subida de la tasa cargada sobre los contribuyentes leoneses ya se justificó en el Consorcio para poner fin de forma definitiva al desajuste existente entre el nivel de ingresos y gastos, con incrementos desorbitados de entre el 100% y el 300% y, desde entonces, la inoperancia de esta administración para gestionar sus recursos es absoluta, como se demuestra que las cuentas  de los años, 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018 estaban sin aprobar a pesar del tiempo transcurrido. Mientras que los contribuyentes deben cumplir inexcusablemente con sus obligaciones formales de forma puntual para evitar  incurrir en fuertes responsabilidades económicas, sin embargo, los dirigentes en el Consorcio incumplen sistemáticamente la normativa propia en la gestión de este ente público.

ACCIONES LEGALES

Desde la grave subida a la que tuvieron que hacer frente los contribuyentes en 2008, no se ha conocido ni una medida de este organismo dirigida a corregir el déficit en la gestión, sino todo lo contrario: padrones de contribuyentes desactualizados, gestión de cobro inoperante o incapacidad para generar nuevos recursos propios ha sido la nota determinante.

A expensas de la apertura del preceptivo periodo de información pública en el que se personará la Federación Leonesa de Empresarios, no se descarta tampoco el ejercicio de las acciones legales que correspondan. En este sentido,  desde Fele se reclama el estudio y valoración económica de la aprobación de beneficios y exenciones fiscales en la ordenanza reguladora que permita la supervivencia de los hogares y empresas más castigadas por la crisis.

Finalmente, desde la patronal se hace un llamamiento público a los máximos responsables del Consorcio provincial para que moderen la subida que someterán en la próxima Asamblea General. Asimismo, se demanda una planificación más coherente a medio o largo plazo que pueda ser asumida por los leoneses durante los próximos años y una vez corregidas las graves irregularidades detectadas”.