Oficina principal de Caja Rural en Ordoño/ MC

El consumo de los clientes de Caja Rural se ha incrementado en un 63% desde el 1 de julio en todo su territorio de implantación incluida la provincia leonesa, gracias al éxito de su campaña promocional  “Nuestro comercio se merece un 10 y nuestros clientes también”, Caja Rural ha constatado el aumento de un 63% en el consumo de los clientes de Caja Rural con todas sus tarjetas.

La campaña, iniciada el pasado 1 de julio, consiste en beneficiar con un 10% de descuento todas las compras en los Tpvs de Caja Rural efectuadas con las tarjetas de clientes de la entidad (con un límite de 500€ máximo por compra hasta el 30 de septiembre, bases publicadas en ruraldigital.com).

En un comunicado, Caja Rural de León recuerda el objetico de la campaña: “Cuando la economía lo necesita, cuando los empresarios y clientes necesitan un empuje, en este momento, es cuando Caja Rural y lo que representa cobra más sentido: una banca local de cercanía al servicio de nuestra sociedad y sus problemas” y se añade que “preocupados por las familias y las empresas por ser imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro modelo económico, desde Caja Rural se ofrece toda la ayuda que la solvencia, eficacia y profesionalidad propia puedan servir para restablecer todo el impulso que la economía familiar y empresarial necesitan”.

Desde Caja Rural se estima que, ante la situación económica generada, se hace imprescindible ofrecer estas ayudas de impulso a todos los socios, clientes y empresas que lo necesitan, con el objetivo de superar esta situación y continuar el reinicio con mayor empuje y tranquilidad en León. “Desde Caja Rural estamos convencidos que, desde la unidad de todos, con nuestras fortalezas y capacidades, conseguiremos superar esta crisis sanitaria, económica y social”, concluye el comunicado.

Hay que recordar que el comercio, la hostelería y los servicios locales han destacado a través de numerosos comunicados en redes sociales y en reuniones con la propia Caja Rural la utilidad e importancia de la campaña para la reactivación económica y el aumento de un consumo muy deteriorado por la crisis del COVID – 19, que, según datos oficiales habría descendido un 23,5% de media respecto al mes de julio del año pasado.