Las consecuencias económicas derivadas del coronavirus han desfasado y envejecido rápidamente los datos de la Encuesta de Confianza Empresarial 2020, que el Círculo Empresarial Leonés (CEL) ha presentado esta mañana. La encuesta se realizó vía digital entre el 4 de enero y el 4 de febrero y fueron entrevistados 200 empresarios. En ese periodo de tiempo, el coronavirus era sólo una amenaza y no una realidad como lo es hoy en día. El propio presidente del CEL, Julio César Álvarez, ha reconocido que muchas de las conclusiones de la Encuesta han podido quedar desfasadas por este imprevisto.

Así y todo, hay conclusiones de esta encuesta que son demoledoras, como que el 76% de los empresarios encuestados asegure que León no es una zona atractiva para invertir. Sólo el 22% opinan lo contrario. Es decir, cunde el pesimismo empresarial sobre el futuro de la provincia y más en el CEL, patronal que no fue invitada a participar en la constitución de la Mesa por el futuro de León, aunque Julio César Álvarez le desea “éxitos y que adopte medidas rápidas y eficaces”. Álvarez se mostró “extrañado” de que el CEL no fuese invitado a la constitución de la Mesa, pero más aún porque al día de hoy  no les hayan remitido las actas o conclusiones de esa reunión. En este sentido, Álvarez se entrevistará mañana con el presidente de la Diputación, quien actua como moderador de la Mesa.

Otra de las conclusiones de la Encuesta es el relativo optimismo de los empresarios sobre la evolución de la economía, ello, claro, sin tener en cuenta el coronavirus. Así el 45% de los empresarios consideran  que la evolución de la economía en 2020 va a ser positiva o que el 78% de los encuestados pensaban mantener o aumentar la plantilla de sus empresas y negocios. En este sentido, el 66% de los empresarios piensa aumentar la inversión este año y hasta reducir su endeudamiento empresarial. Todos estos datos son ahora cuestionados a la baja debido a las consecuencias del coronavirus.

VALORACIONES

Datos que no están afectados por la imprevisible crisis derivada del coronavirus son las principales preocupaciones empresariales, como la formación, el déficit de infraestructuras de comunicación de la provincia, el retraso de la alta velocidad ferroviaria, la alta fiscalidad o el envejecimiento de la población.

En cuanto a las instituciones mejor valoradas por los empresarios son el Incibe, la Universidad, la Cámara de Comercio o el ICE. En cuanto a las empresas más valoradas son TVITEC, Valcárcel y Patatas Hijolusa.

La encuesta también valora a los políticos y los que aprueban con nota son Camino Cabañas, alcaldesa de San Andrés del Rabanedo; Olegario Ramón, alcalde de Ponferrada; y José Antonio Diez, alcalde de León. Los peor valorados son el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el vicepresidente, Pablo Iglesias.

Los empresarios encuestados dan un auténtico varapalo tanto al Gobierno central como a la Junta de Castilla y León, al considerar que la gestión del Gobierno es mala o muy mala (82%) y tan solo el 12% la considera buena. En la misma línea, la gestión de la Junta de Castilla y León es valorada por el 64% como mala o muy mala, frente al 33% que la considera aceptable.

La presentación de la encuesta ha coincidido en una jornada de batacazo en las Bolsas de todo el mundo y, sobre todo en España, por lo que desde el CEL se reconoce la gravedad del momento, cagado de incertidumbre. Los únicos datos contrastados por el CEL es la cancelación de viajes y reservas que ya anuncian las agencias asociadas al CEL. Frente a estas consecuencias, el presidente del CEL, Álvarez reconoce que el teletrabajo no es una alternativa eficaz entre el empresariado leonés debido al tamaño de las empresas y a la preponderancia de sectores como el comercio, los servicios o el turismo.