CEL
Ejecutiva del CEL/ MC

Un sondeo realizado por el Círculo Empresarial Leonés (CEL) entre sus asociados, entre el 24 de marzo y el 1 de abril, muestra que el coronavirus está afectando negativamente al 97% de estos negocios, la mayor parte pertenecientes al sector Servicios (65,9%); y en menor medida al Comercio (20,5%), y a la Industria y Construcción (6,8% ambos), en una muestra de un centenar de empresas.

Los agentes externos que más han influido en el desplome de las ventas y de la actividad empresarial son los clientes (80,7%), las medidas gubernamentales (51,1%) y los proveedores (23,9%).

La mayoría de los empresarios consultados ha establecido las medidas preventivas y de higiene recomendadas para evitar contagios. El 54,5% ha adoptado el teletrabajo, la gran herramienta para continuar la actividad en aquellos sectores no presenciales; el 48,9% ha optado por el cierre temporal de la empresa; el 37,5% ha incrementado las medidas higiénicas; el 17% ha establecido turnos de trabajo y el 11,4% ha adquirido equipos de protección individual EPIs.

En el bloque que analiza el impacto en las ventas, el 86,4% del tejido empresarial ha disminuido su cifra de ventas, frente a tan sólo un 1,1% que las ha aumentado y el 6,8% que las ha logrado mantener. Existe un porcentaje del 5,7% que aún no sabe o no contesta a esta pregunta. El simbólico 1,1% de empresas que han aumentado sus ventas lo han hecho en un 50% y la mayoría que ha perdido ventas lo ha hecho en mayor medida, en un porcentaje cercano al 78% de su facturación normal.

EMPLEO

Sobre la incidencia en el empleo, la mayoría de los empresarios encuestados ha tomado o está tomando medidas para mitigar el impacto negativo de la crisis en sus plantillas. El 50% ha recurrido a un ERTE; el 39,8% al teletrabajo; el 21,6% al adelanto de vacaciones; el 11,4% a la reducción de jornada y tan sólo un 6,8% no ha adoptado ninguna medida.

Hay que destacar el esfuerzo que está haciendo la inmensa mayoría de los empleadores para mantener sus plantillas, el 61,4% de los empresarios así lo afirma, frente al 33% que ha tenido que reducir el número de trabajadores en un porcentaje cercano al 50% de sus recursos humanos, y un 4,5% que no sabe o no contesta a esta cuestión. Al igual que en el capítulo de las ventas, el 1,1% del empresariado leonés ha aumentado su plantilla en un porcentaje medio del 10%.

A pesar de la situación de pandemia tan compleja, los empresarios leoneses consultados ya están pensando en el día después, una vez superado el estado de alarma y la crisis sanitaria. La mayor parte de ellos, el 65,9% cree que sus ventas se recuperarán progresivamente, pero con niveles inferiores; el 15,9% es más optimista y opina que las ventas se recuperarán a niveles anteriores a la crisis, frente al 12,5% más negativo que cree no se recuperarán.

Y en cuanto al escenario del empleo una vez finalizada esta crisis, el 44,3% del empresariado confía en ir recuperando el nivel de empleo, aunque con niveles inferiores, frente al 29,5% más positivo que confía en alcanzar el nivel de empleo logrado antes de la pandemia. Se constata también un 14,8% de empresarios más pesimistas que no prevé una recuperación del empleo perdido y un 11,4% que no se manifiesta al respecto.

Sobre los beneficios empresariales, la mayor parte de los empresarios consultados, el 83%, manifiesta que han descendido en un porcentaje medio del 72%, mientras que el 9,1% los ha mantenido, y sólo el 1,1% los ha aumentado una media del 30%, quedando un 6,8% residual que no responde.

MEDIDAS DEL GOBIERNO

Por último, la encuesta refleja que el 79,5% de los empresarios leoneses del CEL no cree adecuadas o suficientes las medidas aprobadas por las administraciones en materia sanitaria, económica y social. El 42% considera como mala la actuación de los gobiernos; el 37,5% la califica de muy mala; el 15,9% la valora como aceptable y el 4,5% como buena.