El pleno ordinario que se ha celebrado esta mañana en la sala de plenos del edificio de San Marcelo, combinando la asistencia presencial y telemática de los concejales, se antojaba animado dado que uno de los principales puntos a discutir era la petición de los grupos PP, Ciudadanos y UPL de revocación de algunas competencias que se habían llevado del Pleno a la Junta de Gobierno local aprobada en julio de 2019, cuando se llevo a cabo la constitución del nuevo equipo de gobierno del hoy alcalde, José Antonio Diez.

Sin embargo, se han aprobado sin votos en contra todos los puntos del día del pleno, 11 de los 12 totales por unanimidad, una unanimidad que sólo rompió el Grupo Ciudadanos rompió al abstenerse en la votación de la modificación de créditos para generar los fondos destinados al programa de bonos de consumo.

De hecho el equipo de gobierno socialista y el propio alcalde sorprendieron al pleno apoyando la propuesta presentada por la oposición (PP y Cs) que en esta ocasión firmaba también el grupo que normalmente hace de «bisagra» con el PSOE para sacar adelante las mayorías en el pleno (UPL). El concejal de Podemos-Equo apoyó también la moción, ya que aunque forma parte del gobierno de coalición municipal, ya se mostró en su día contrario a la cesión de las competencias discutidas.

EL PLENO RECUPERA LAS COMPETENCIAS CEDIDAS A LA JUNTA DE GOBIERNO

Así, la moción salió adelante, es más, lo hizo por unanimidad, si bien es cierto que ello no se tradujo en la ausencia de reproches entre unos y otros grupos.

Por un lado el Partido Popular y Ciudadanos defendieron la moción como una manera de mostrar su rechazo a la gestión de Diez y su equipo, aludiendo especialmente a la falta de transparencia e información durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus – algo que manifestó el portavoz del Grupo Popular, Fernando Salguero – y a la polémica aprobación de las obras de peatonalización de Ordoño II.

Por otro, el PSOE replicó que la devolución incondicional de las competencias en el momento en el que los grupos las han reclamado eran una prueba clara de que el alcalde cumplía sus promesas – ya que Diez hizo esa promesa en el pleno en el que las adjudicó –  al contrario de lo que argumentó Carlos González-Antón, concejal de Ciudadanos. Así mismo, criticó duramente la postura poco constructiva que a su juicio ha tenido la oposición durante la pandemia.

En una línea diferente, UPL y Podemos, señalaron que simplemente votaban por la recuperación de competencias del pleno por coherencia, ya que sus grupos siempre se mostraron en contra del traspaso de las mismas.

Las competencias que vuelven al Pleno municipal y se recuperan de la Junta de Gobierno son las siguientes:

1. El ejercicio de acciones judiciales y administrativas y la defensa de la Corporación en materias de competencia plenaria.

2. La contratación de la redacción y la aprobación de los proyectos de obras y servicios cuando sea competente para su contratación o concesión, y aun cuando no estén previstos en los Presupuestos.

3. La autorización o denegación de compatibilidad del personal al servicio del Ayuntamiento y de los representantes locales para un segundo puesto o actividad en el sector público y la resolución motivada en relación a la compatibilidad para el ejercicio de actividades privadas, de conformidad con lo previsto en la normativa sobre incompatibilidades del personal al servicio de las Administraciones Públicas.

4. La solicitud de subvenciones a otras administraciones públicas y aceptación de las concedidas cuando la normativa general o la específica aplicable al caso requiera el acuerdo plenario para ello.

5. El establecimiento y modificación de precios públicos conforme establece el art. 41 de Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

6. Delegar las facultades que, en materia de contratación, atribuye al Pleno la Disposición Adicional Segunda de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre de Contratos del Sector Público.

PROPUESTA PARA UTILIZAR EL SUPERÁVIT MUNICIPAL CONTRA EL COVID-19

Los Grupos Popular y Ciudadanos presentaron una moción para instar al Gobierno a que el remanente de tesorería del Ayuntamiento – resultante del superávit de la liquidación presupuestaria del ejercicio 2019 – pueda destinarse en su totalidad para hacer frente a las consecuencias del Covid-19.

Tras su aprobación unánime, el alcalde se acogió al documento elaborado por la FEMP para gestionar la atención post-crisis, explicando “que es necesaria implementación dos líneas de actuación para que la Administración Local pueda desarrollar su potencial en la lucha contra los adversos efectos que está generando la pandemia”.

Por un lado, medidas de flexibilización del impacto de la estabilidad presupuestaria y regla de gasto en el uso del remanente de tesorería, que permitan el uso de los excedentes locales para los gastos derivados de la pandemia y planes de reconstrucción.

Por otro, la creación y puesta a disposición de los entes locales de tres tipos de fondos:

  • Un fondo financiero que pueda ser destinado exclusivamente a la recuperación tanto social como económica, de carácter no reembolsable por parte de los entes locales. Debería poder ampliarse con financiación procedente de la UE, de forma que la parte que ésta facilite como transferencia “a fondo perdido” debería serlo para también para los entes locales beneficiarios.
  • Un fondo destinado al sostenimiento del transporte público colectivo urbano que cubra el déficit generado por este servicio público durante la crisis del Covid-19. Este fondo extraordinario que, se propone, tendría una dotación de 1.000 M€.
  • Un fondo para la colaboración de las Entidades Locales en la gestión del ingreso mínimo vital, que precisará de la aprobación de un Fondo propio independiente del remanente líquido de tesorería.

Diez apunta que es precisa además – tal y como incluye ese documento aprobado por la Junta de Gobierno de la FEMP – “la prioridad es una reforma de la financiación local, así como también una reforma de la Ley de Bases del Régimen Local, ya que esta crisis ha puesto de manifiesto no solo las carencias y necesidades de la administración local, sino también la realidad de ser los ayuntamientos las administraciones públicas que aportan inmediatez y proximidad a la resolución de los problemas de la ciudadanía”, explicó el regidor.