Comparecencia en rueda de prensa del alcalde José Antonio Diez/ MC

A punto de cumplirse un año de legislatura municipal, el alcalde de León, el socialista José Antonio Diez, ha comparecido esta mañana en  rueda de prensa para abordar temas de actualidad y lo ha hecho con una demostración de estabilidad y de fortaleza política, asegurando que el apoyo externo que la UPL presta al equipo de gobierno es sólido y durará en el tiempo y restando importancia a la posible injerencia del secretario provincial del PSOE y diputado nacional, Javier Alfonso Cendón, en la polémica sobre el traslado del mercado callejero de Colón a las aceras de Papalaguinda. Diez ha desvelado que Cendón le llamó antes y después de esa reunión y justificó su asistencia en que habían sido citados los secretarios provinciales del resto de los partidos. Diez no se siente puenteado y mantendrá la decisión del traslado del mercado a Papalaguinda.

Vestido de sport, con polo azulado y pantalones de loneta verde, Diez ha asegurado con contundencia que “me siento más fuerte que nunca”. Y desde esta posición de fuerza y de estabilidad al frente del Ayuntamiento, Diez ha centrado su intervención en atacar duramente la gestión de la Junta de Castilla y León (PP-Ciudadanos) en la desescalada y, sobre todo, en la elaboración de la norma que regula la nueva normalidad. El alcalde califica de improvisación y contradictoria esa norma: “Se ha elaborado sin hablar con los ayuntamientos y que deja a los ayuntamientos a los pies de los caballos”, aseguró el alcalde al explicar que la Junta les informó el mismo día de su entrada en vigor. “La Junta ha hecho gala de una absoluta descoordinación”. Y puso como ejemplo el caso de la regulación de las piscinas, que León ha abierto hoy y cuya guía de actuación no se conocía hasta unas horas antes.

“La Junta no ha tenido en cuenta a los ayuntamientos durante toda la pandemia y el estado de alarma. Tuvimos una reunión al comienzo, en el mes de marzo, y otra telemática hace unos días. Y nada más”. La queja del alcalde va más allá, al acusar a la Junta de incongruencia, de exigir a los ayuntamientos el cumplimiento de nuevas normas pero no acompañar esas exigencias con los presupuestos necesarios para llevarlas a cabo. “Hemos tenido que asumir competencias impropias, como en los casos de los comedores escolares, en bienestar social o en la nueva regulación de los parques infantiles”. En este sentido, el alcalde se preguntaba quién va a pagar la aplicación y el control de las nuevas medidas de seguridad, de higiene y de distancia en los parques infantiles. “El Ayuntamiento no tiene personal ni recursos para eso” y él mismo ha respondido la pregunta: “Espero que lo pague la Junta”.

Diez no ha ahorrado calificativos críticos hacia la Junta por cómo ha hecho la norma que regula la nueva normalidad. “Es una incoherencia, es un despropósito, una absoluta improvisación, muy poca trabajada y en la que no hay nada más que contradicciones”, ha asegurado el alcalde y ha puesto como ejemplo la limitación de hasta mil personas en un evento al aire libre, pero, sin embargo, se admite el 75% de la plaza de toros para un espectáculo taurino, que en el caso de León podrían ser hasta diez mil personas. “No tiene sentido”, concluye Diez.

MANTENER SAN FROILÁN

Otro ejemplo que ha puesto el alcalde es la prohibición de fiestas, “pero no de ferias” hasta final de año, simplemente para evitar agravios comparativos entre ayuntamientos y no en base a estrictos criterios epidemiológicos. Por ello, Diez ha asegurado que el Ayuntamiento va a mantener las fiestas de San Froilán para comienzos de octubre, eso sí cumpliendo toda las normativa de aforos, higiene y distancia social. “¿Si los datos sanitarios son buenos por qué no vamos a poder celebrar San Froilán?” se ha preguntado el alcalde, quien ha traslado el mismo ejemplo a Valladolid y sus fiestas patronales de septiembre: “¿Por qué no las van a poder celebrar si los datos sanitarios son buenos en aquel entonces?”

NOCHE DE SAN JUAN

En este sentido, el alcalde ha informado que el único acto que se mantiene del programa anulado de las fiestas de San Juan, cuya noche grande es la de mañana, es la celebración de la misa, a las 11:00h del miércoles, 24 de junio, en la capilla de la Calle Ancha, una misa que será ofrecida en homenaje y recuerdo a las víctimas el coronavirus.

Asimismo, Diez ha apelado a la responsabilidad individual, en este caso de los más jóvenes, para que  no celebren botellones, como viene siendo tradicional en la noche de San Juan. El alcalde ha asegurado que se redoblará la vigilancia policial para evitar la concentración de jóvenes.

El alcalde ha aprovechado esta alusión para referirse a las fiestas ilegales, con baile incluido, que este fin de semana ha celebrado algún pub de la Plaza Mayor, saltándose todas las normas de distancia social y sanitarias. Díez ha asegurado que la policía no puede estar en todos los sitios, pero que se actuará con contundencia si esta ilegalidad se vuelve a producir, de ahí que haya hecho un llamamiento a la responsabilidad de los hosteleros.