“El arte de caminar”, nuevo proyecto cultural en la periferia de León

Galería Espacio E y Eolas ponen en marcha este proyecto con la presentación del libro “Como la tarlatana”, de Carlos Mendicuti

La galería Espacio E y la editorial Eolas ponen en marcha un nuevo proyecto cultural en León bajo el título de “El arte de caminar”, que se desarrollará en la sede de la galería, en la calle Azorín, 22 bajo. Sus fundadores aseguran que “El arte de caminar” es una invitación, que desde la galería Espacio_E y Eolas ediciones, queremos hacer partícipes, mediante el paseo, a todos aquellos amantes de la cultura y, de paso poner en valor, a través de las distintas disciplinas artísticas, la periferia de la capital leonesa”.

La primera actividad de esta nueva iniciativa cultural será la presentación del libro “Como la tarlatana” de Carlos Mendicuti, que tendrá lugar en su sede este miércoles, 19 de febrero, a las 20:00h. Asistirá el autor y los promotores de “El arte de caminar”, Héctor Escobar y Pablo Martínez.

CARLOS MENDICUTI

Carlos Mendicuti nació en 1956 en Melilla. Estudió en la Universidad Complutense de Madrid y desde hace 30 años, es editor de Obra Gráfica. «Como la tarlatana» es su primera novela.

Este es el resumen de la novela: Una celebración en el otro extremo del mundo, un viaje que se hace eterno, dan pie para que Javier se replantee su presente, rememore su pasado y sueñe con un futuro llevadero. Sesenta y pocos años —muy pocos— revisados bajo una manta en un interminable vuelo de San Francisco a Madrid, con escala en Londres; los veraneos de la infancia en la desembocadura del Guadalquivir, la primera juventud en la convulsa Universidad Complutense de Madrid de finales de los setenta donde los españoles aprendían a enterrar a dictadores que se morían en su cama… Las primeras elecciones democráticas, un partido comunista, un Rey, un golpe de Estado.

Una profesión proclive a la impostura, una novia veinte años menor, una ex, un atractivo sustituto —actual marido de la ex—, un hijo gay y una boda atípica. La ciudad de San Francisco como un protagonista más.

Todo contado en primera persona y con un lenguaje coloquial que lleva al lector al día a día de cualquiera de nosotros. Sin necesidad de ser un prócer de esta sociedad, sin tener que haber nacido en el Siglo de Oro ni ser un héroe en Flandes. Incluso sin haber vivido una Guerra Civil.