Unicaja en León
Oficina de Unicaja en pleno centro de León/ MC

Unicaja Banco, con sede en Málaga, obtuvo un beneficio neto de 63 millones de euros en el  primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 10,2% con respecto al mismo trimestre del pasado ejercicio. En un largo comunicado, Unicaja atribuye esta mejora al aumento del margen bruto del 3,3% -impulsado por los ingresos por comisiones-,  en una disminución de los gastos de explotación del 3,4%  y en unas reducidas necesidades de saneamientos.

Este  balance impulsa el liderazgo del banco andaluz en su proceso de fusión con la entidad financiera asturiana, Liberbank. La fusión deberá concretarse después del verano, una vez que sea aprobada por las juntas de accionistas de ambos bancos. Tanto el Banco de España como el BCE habrían dado ya su visto bueno. Uno de los flecos pendientes de la fusión es el reparto de poder y del control del banco resultante.

Las acciones tanto de Unicaja como de Liberbank están en sus mínimos del año, por lo que quizás será necesaria una ampliación de capital antes de la fusión o la venta de importantes activos, como la participación que ambos bancos tienen en Caser.

Unicaja es el grupo que absorbió en el año 2014 a las antiguas cajas de ahorro España y Duero, de ahí su fuerte implantación en Castilla y León. La fundación Fundos, con sede en el edificio Botines de Gaudí de la capital leonesa, ha interpuesto una querella contra Unicaja por valor de cien millones de euros por una presunta apropiación indebida de su patrimonio histórico y cultural.

BALANCE PRIMER TRIMESTRE

En su comunicado oficial sobre el balance del primer trimestre del año, Unicaja destaca  el mantenimiento de los altos niveles de solvencia, la disminución de los activos no productivos, a la vez que se mantienen los altos niveles de cobertura; el incremento del crédito y de las nuevas operaciones de financiación crediticia a empresas y particulares, y los altos y holgados niveles de liquidez.

En el primer trimestre de 2019, el Grupo Unicaja Banco destaca que mantuvo unos elevados niveles de generación de resultados, lo que se traduce en una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 6,6%.

El margen bruto subió un 3,3% debido al impulso de los ingresos por comisiones –que crecen el 5,1%, los dividendos y los resultados de operaciones financieras. Por su parte, el margen de intereses se mantiene estable en el 1,03% sobre activos totales medios.

Por otra parte, Unicaja  destaca la «estricta» política de control de costes que la entidad continúa impulsando y que nuevamente se ve reflejada en una reducción de los gastos de explotación, del 3,4%, lo que  permite que el margen de explotación antes de saneamientos suba un 14,4%, alcanzando los 108 millones de euros de euros.

Asimismo,  en el primer trimestre de 2019, el Grupo Unicaja Banco mantuvo unas reducidas necesidades de saneamientos. La entidad destinó 23 millones a este apartado a lo largo del trimestre, manteniendo el coste del riesgo de crédito en niveles bajos, dados los significativos niveles de cobertura y la continuada reducción de los préstamos dudosos.

El banco andaluz destaca que la actividad comercial del Grupo se han traducido, por un lado, en un incremento de los volúmenes del crédito, impulsado por el continuo aumento de la nueva producción, y, por otro lado, en el crecimiento de los recursos captados de clientes.

En relación con el crédito, las formalizaciones de préstamos crecieron un 26% y se situaron en 1.157 millones de euros. En el segmento de pymes, el crecimiento fue del 10%, mientras que en particulares, las nuevas concesiones aumentaron un 29%, un 20% en el caso de las hipotecas y un 55% en créditos al consumo y otros.

Esta mejora de los volúmenes en préstamos a particulares ha venido acompañada, a su vez, de un incremento de la rentabilidad. Además, en el primer trimestre del año 2019 se formalizaron nuevas operaciones de préstamo a administraciones públicas por importe de 228 millones de euros y a grandes empresas por 253 millones.

Todo ello se ha traducido en que el crédito normal -sin incluir adquisiciones temporales de activos (ex-ATA)- al sector privado ha crecido un 0,3%. Adicionalmente, en el año la evolución también ha sido favorable, registrándose aumentos en el trimestre tanto del crédito normal ex-ATA total (1,2 por ciento) como del crédito normal ex-ATA al sector privado (0,9%).

El volumen de recursos administrados por el Grupo (sin ajustes por valoración) alcanzó los 55.485 millones de euros, de los que 51.002 corresponden a recursos de clientes minoristas. Este tipo de recursos se han incrementado un 1,8% en términos interanuales, impulsados por el aumento en depósitos a la vista (10,5%), seguros de ahorro (16,3%) y fondos de pensiones (4,8%).

Unicaja Banco destaca la constante reducción de los activos no productivos -NPAs- (dudosos más adjudicados inmobiliarios), que han caído en 872 millones de euros (-20,1%)  en los últimos 12 meses, con disminuciones de 737 millones de euros en los activos dudosos (-28,7%) y de 135 millones de euros en los adjudicados (-7,6%). Así, el saldo de activos dudosos del Grupo a cierre del primer trimestre de 2019 disminuyó hasta los 1.833 millones de euros y el de inmuebles adjudicados, hasta los 1.640 millones. La caída de dudosos se traduce en una bajada de la tasa de morosidad de 2,0 puntos porcentuales en los últimos 12 meses, hasta situarse en el 6,3%.

Los niveles de cobertura de Unicaja Banco se mantienen entre los más altos del sector. La cobertura de los activos no productivos se situó en un 56,6% al cierre de marzo de 2019, mientras que la de los riesgos dudosos alcanzó el 52%; y la de los inmuebles adjudicados, el 61,7%.

En términos de solvencia, a finales de marzo de 2019, Unicaja Banco presenta una ratio de capital ordinario de primer nivel (CET 1) del 14,9%, y de capital total del 15,1%, entre las más elevadas del sector.

En términos de fully loaded (según el cómputo una vez finalizado el período transitorio para la aplicación de la normativa de solvencia), Unicaja Banco cuenta con una ratio CET1 del 13,3%, y de capital total del 13,5%.

Estos niveles superan «holgadamente» los requisitos establecidos por el BCE en el marco del SREP para 2019, que sitúan la ratio CET1 para Unicaja Banco en el 8,75% y la de capital total en el 12,25%. Por lo tanto, el Grupo cuenta con un superávit de 617 puntos básicos sobre los requerimientos de CET1, equivalente a 1.430 millones de euros, y de 287 puntos básicos sobre los requerimientos de capital total, equivalente a 667 millones de euros, lo que pone de manifiesto la alta capitalización de la entidad.

En relación con la liquidez, Unicaja Banco asegura que mantiene unos «sólidos y excelentes» niveles de liquidez, así como un «elevado» grado de autonomía financiera.

Los activos líquidos disponibles (deuda pública en su mayor parte) y descontables en el BCE, netos de los activos utilizados, se elevan a marzo de 2019 a 13.653 millones de euros, lo que representa un 24,2% sobre el balance total del Grupo. Asimismo los recursos de clientes con los que se financia la entidad superan ampliamente su inversión crediticia, como refleja la relación de los créditos sobre los depósitos (loan to deposit, LTD), que se sitúa en el 73%.