El Ayuntamiento de La Bañeza ha presentado esta semana el sello de calidad turística ‘Local Seguro’, una iniciativa puesta en marcha desde las Concejalías de Hostelería y Turismo del Ayuntamiento de La Bañeza.

Este sello tiene como objetivo «promocionar la imagen de la ciudad y su sector hostelero, proporcionar a los clientes una garantía de calidad y seguridad, publicitar los establecimientos comerciales que se adhieran a este sello de calidad y promocionar y atraer el turismo al municipio de La Bañeza».

De adscripción totalmente voluntaria, la iniciativa ‘Local Seguro’ surge en un momento en el que, debido a la crisis sanitaria provocada por la covid-19 «es necesario ofrecer al visitante una experiencia segura y agradable».

Con esta iniciativa, desde el Ayuntamiento de La Bañeza se pretende además «proteger y apoyar al tejido productivo y social de La Bañeza, así como el mantenimiento de la actividad y el empleo, todo ello en una ciudad que, por razones históricas y geográficas, siempre se ha caracterizado por ser una ciudad comercial y abierta al visitante».

Podrán participar en la campaña ‘Local Seguro’ todos aquellos establecimientos, profesionales y empresas del sector hostelero y de la restauración del municipio de La Bañeza, que se comprometan al cumplimiento de los compromisos establecidos en las bases reguladoras.

Tras la verificación del cumplimiento de todos los requisitos, los locales adheridos obtendrán un distintivo identificador que deberá ser colocado en lugar visible, además de un diploma acreditativo emitido por el Ayuntamiento de La Bañeza, difusión gratuita de los establecimientos adheridos en los medios de comunicación e inclusión en la ‘Guía digital de Locales Seguros’ de La Bañeza que estará disponible en un código QR de cada distintivo identificador.

Para garantizar el cumplimiento de las normas que dan derecho a la obtención del sello de calidad, el Ayuntamiento de La Bañeza podrá, a través de sus propios técnicos municipales o de la Policía Local, personarse en el establecimiento para efectuar los controles que se estimen necesarios. En caso de no mantenerse las garantías exigibles, se podrá proceder a la retirada del reconocimiento y de los derechos que el mismo otorga.