Banco de España
Edificio del Banco de España en Madrid/ BE

Todas las entidades financieras del país comenzaron ayer a comercializar los avales por importe de 20.000 millones de euros concedidos por el Gobierno, a través del ICO (Instituto de Crédito Oficial) para dotar de liquidez a empresas, pymes y autónomos en estos momentos de crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Desde el Banco  de España y desde el ICO se recuerda que la concesión de estos avales no va unida a ninguna condición por parte del banco que la comercialice; es decir el beneficiario no debe firmar seguros de vida o cualquier otro producto bancario.

En un breve comunicado, el Banco de España considera “de vital importancia para la economía de nuestro país en estos momentos que los avales del Estado aprobados por el Gobierno para facilitar el mantenimiento del empleo y paliar los efectos económicos del COVID-19 sean comercializados por las entidades financieras en estricto cumplimiento tanto de las condiciones y requisitos fijados en la normativa que los regula como de los criterios de buenas prácticas bancarias”.

El Banco de España insiste en que “en el marco de sus competencias y en estrecha colaboración con el ICO, entidad que gestiona la línea de avales, el Banco de España requiere a las entidades financieras que la aprobación y difusión en su red de los correspondientes protocolos de comercialización se ajuste a dichas condiciones y que establezcan los sistemas de control interno necesarios para garantizar en todo momento el cumplimiento de los requisitos aplicables”.

En este sentido y para evitar abusos, el Banco de España verificará dichos protocolos y procedimientos y “efectuará, en su caso, la revisión de operaciones concretas a fin de comprobar su adecuación a la normativa de aplicación. El Banco de España recuerda que, sin perjuicio de la atención telefónica y el canal de consultas del ICO, las discrepancias sobre la comercialización de los avales pueden plantearse ante el servicio de atención al cliente o defensor del cliente de la entidad comercializadora. El servicio de atención telefónica del Banco de España (900 54 54 54) atenderá, asimismo, las consultas que reciba”.