Asegura en los pasillos de la Diputación su vicepresidente (UPL) y líder agrario (UGAL), Matías Llorente, que el campo leonés sufre estos días las peores inundaciones en décadas, con efectos catastróficos de incalculables consecuencias y costes en cultivos como la remolacha y el maíz, además de no poder sembrarse los cereales de inverno. “No se va a poder entrar a trabajar en los campos en casi un mes” debido a la cantidad de agua que se acumula en las riberas de prácticamente todos los ríos de la provincia, sobre todo desde el sur de la capital hasta Benavente.

Bien, pues a pesar de esta descripción casi apocalíptica, el pleno de la Diputación apenas le ha dedicado esta mañana cinco minutos a analizar los efectos de las inundaciones, que afectan a gran parte de municipios de menos de 20.000 habitantes. Y los cinco minutos que le han dedicado al problema ha sido como respuesta a una intervención de la diputada en la oposición de Ciudadanos, Gemma Villarroel, quien, al final del Pleno y en el capítulo de ruegos, ha pedido a la Presidencia que se interese por la limpieza de los ríos y que Diputación ayude a los ayuntamientos a mantener limpios lo cauces de esos ríos a su paso por sus términos municipales.

Ha respondido el presidente, no sin razón, que la limpieza de los cauces es un problema endémico y un tema complejo, que las competencias dependen de Confederación y de la Comisaría de Aguas y que cada vez que un ayuntamiento ha realizado labores de limpieza en los  cauces de los ríos la respuesta han sido sanciones.

El presidente, Eduardo Morán, ha añadido que las brigadas de carreteas de la Diputación se mantienen alertas y actuando allí donde es necesario, pero se ha puesto la venda antes de la herida al advertir que son muchos los kilómetros de las carreteras de la Diputación.

Y ya está. Cinco minutos de debate sobre las graves inundaciones en el mundo rural de la provincia. El diputado Matías Llorente ha perdido una oportunidad de presentar una moción de urgencia y exponer la situación del campo ante el Pleno de la Diputación y no hacerlo en los pasillos. La excepcional situación del campo, que puede agravarse en las próximas horas, bien merece una mayor atención de los dirigentes políticos provinciales.

EDADES DEL HOMBRE

El Pleno ha dado poco más de sí, salvo dos mociones aprobadas por unanimidad. La primera, ya un tanto desfasada por los acontecimientos, referida a que Sahagún sea sede de una edición de la exposición de Las Edades del Hombre, que, como todo el mundo conoce, así será en el año 2021, en conmemoración del Año Santo Compostelano. Sahagún compartirá sede con Carrión de los Condes (Palencia) y Burgos.

La moción incluía una doble petición a la Fundación de Las Edades del Hombre y a la Junta de Castilla y León, la primera  para que en un futuro Valencia de Don Juan y Villafranca del Bierzo también acojan esta exposición y, la segunda, para que otros municipios leoneses en el Camino de Santiago se beneficien, asimismo, de la exposición del año 2021.

ICAMCYL

La segunda moción de urgencia ha sido la aprobación por unanimidad de una subvención de más de un millón de euros a la fundación ICAMCYL para la construcción en La Robla de un centro de investigación sobre nuevos minerales en la provincia, como alternativa al cierre de la minería del carbón. Una vez más el vicepresidente Llorente ha centrado el debate al pedir a sus compañeros de Corporación y a los leoneses en general que “crean en la ciencia y en los efectos positivos de la investigación”, añadiendo que ahora sería el momento de aplicar esta misma alternativa al sector de la pizarra, como alternativa de futuro. Eso sí, Llorente ha coincidido con la portavoz de Ciudadanos al pedir al sector privado que se mojen y que rentabilicen las investigaciones de fundaciones como ICAMCYL.

El objetivo de ICAMCYL es construir un centro investigador en La Robla, en una superficie de  9.500 metros, donde se investigará sobre materiales avanzados y nanotecnología derivada del carbón. Según los trabajos previos,  existen al menos  27 productos aprovechables del carbón, muy apreciados como el litio y el grafeno.

Para cerrar este Pleno, el presidente lamentó no haber podido presentar el presupuesto de presupuestos de la Diputación para el año 2020 antes de fin de año. Se ha comprometido a hacerlo en la primera quincena de enero, una vez que cierren las cuentas del Instituto Leonés de Cultura (ILC).