Los sindicatos UGT y CCOO siguen sumando adhesiones a la convocatoria de manifestación del próximo 16 de febrero para exigir la reindustrialización de la provincia.  Esta mañana se ha sumado la patronal Círculo Empresarial Leonés (CEL), cuyo presidente Julio César Álvarez, ha manifestado no sólo el apoyo a la iniciativa sindical sino que comparte el diagnóstico de partida. “Estamos hartos de la situación de León” ha manifestado Álvarez y ha añadido que “León está en una situación trágica”, que ha tratado de explicar en base a la desventaja con la que León compite con otras provincias debido a las adecuadas inversiones públicas en la provincia. Julio César Álvarez apuesta por la unión para revertir esta situación: “Tenemos que trabajar codo con codo. Hay que diseñar unas hijas de ruta, aunque sabemos que es cuestión de tiempo”.

Dado el clima de sintonía entre sindicatos y CEL, los líderes sindicales de UGT y CCOO evitaron responder a la pregunta de qué grado de responsabilidad tienen los empresarios en el declive de la provincia. “Todos somos responsables, todos tenemos responsabilidad” han explicado, añadiendo que el declive de León se debe a “una responsabilidad colectiva. Todos hemos fallado. No hemos sido lo suficientemente reivindicativos. Es un problema de todos”.

Desde ese punto de vista, la única solución es la unión de todos los agentes sociales y la movilización general, sin abandonar el diálogo a todos los niveles y con todas las instituciones públicas y privadas. Eso sí, un poco de autocrítica. Los sindicatos reconocen que hay que actualizar su relación con las patronales. “Las negociaciones con los empresarios tienen que ir más allá de los convenios colectivos y de pactar salarios. Tenemos que avanzar, por ejemplo, en la ordenación de los sectores económicos”.

Sobre la visita de la ministra y vicepresidenta Teresa Ribera este miércoles a León, los líderes sindicales aseguran estar satisfechos por el anuncio, pero que es “sólo un punto de partida. Es necesario que el Gobierno central entienda el problema de León, que es el problema de España”. Y han insistido en que “ya no nos vale que vengan a vendernos humo, necesitamos compromisos”  y en que “ya tampoco valen la excusa de que PP y PSOE se echen la culpa sobre el deterioro económico  de León. Es la hora de las soluciones”.

CUANTIFICAR EL DÉFICIT

Los secretarios provinciales no han querido cuantificar el déficit que las administraciones públicas arrastran en materia de inversiones en la provincia. “Vamos a ser cautos. Estamos trabajando en ello” y ha añadido que existe una comisión de profesionales y técnicos que está evaluando los sectores que más padecen ese déficit de inversiones y su cuantía.